Un clarete de Rioja de 3,5 euros, mejor rosado del año en Nueva York

Un clarete de Rioja de 3,5 euros, mejor rosado del año en Nueva York

Bodegas JER presentó la muestra casi por casualidad al concurso internacional y ha sido valorada con 94 puntos

Alberto Gil
ALBERTO GILLogroño

Hay cosas difíciles de explicar en el mundo del vino: una de ellas es cómo crítica, bodegas y consumidores denostamos en España la variedad garnacha y cómo hoy, sin embargo, es una de las más apreciadas. Otra es cómo el Consejo Regulador mantuvo durante décadas 'proscritos' los típicos claretes de la zona del Najerilla por no cumplir con los mínimos puntos de color exigidos por el histórico pliego de condiciones. Tuvo que ser la moda internacional reclamando pálidos rosados al estilo Provenzal (francés) la que moviera por fin al Consejo a rebajar los puntos de color exigidos para este tipo de elaboraciones.

Casi nadie en España, poco más allá del mercado local y cercano de Burgos y el País Vasco, conoce la tipicidad y autenticidad de los claretes del Najerilla, pero, sin embargo, en Nueva York acaban de descubrirlos... y por todo lo alto.

J. Cantera Clarete 2018.
Elaborado con uvas garnacha y viura de La Rioja Alta de la zona del río Najerilla. Es un clarete de toda la vida, muy refrescante en verano. Elaborado tradicionalmente por cosecheros y cooperativas de la comarca y de gran tirón en el consumo local más cercano.
Elaboración
La uva llega a bodega y directamente se conduce a la prensa, previamente despalillada.
Precio
3,5 euros.

Bodegas JER, una pequeña bodega familiar de Huércanos, ha recibido el premio de 'Bodega del Año de Vino Rosado de España' por su clarete 'J. Cantera' de la añada del 2018. Un vino de 3,5 euros en precio de venta al público, elaborado con garnachas y viuras de la zona que, casi por chiripa, llegó a los paneles de cata al Concurso Internacional de Vinos de Nueva York (New York International Wine Competition) y ha sido valorado con 94 puntos. «Ha sido todo un 'subidón'», explica Eva Cantera, junto con su padre, Javier, al frente de la bodega.

«Me sobraron unas botellas en Prowein y las llevé al expositor del concurso por no dejarlas»

Eva se bate el cobre en las ferias nacionales e internacionales para sacar adelante la bodega y en la pasada edición de Prowein (Alemania) al terminar la última jornada se encontró con unas botellas sobrantes que no podía llevarse en la maleta: «Normalmente dejamos las botellas en el propio stand para que alguien las coja, pero en esta ocasión había visto que el Concurso de Nueva York tenía su propio expositor en la feria para captar bodegas y decidí llevarles las botellas e inscribirnos».

Eva se olvidó prácticamente del tema hasta que el pasado sábado recibió un mail: «Habíamos recibido 94 puntos por nuestro clarete, el que hacemos de toda la vida con todo el cariño, tanto mi padre como mi abuelo, y nos informaban que somos la Bodega del Año de España de vino rosado». Un «subidón», como ella misma describe, que ya está teniendo resultados: «Sí, hemos recibido varios mails de miembros del jurado y del concurso interesándose por el vino y por la bodega». «La verdad -continúa Eva Cantera- es que para nosotros puede ser una oportunidad». El concurso de Nueva York no es uno de los más conocidos del mundo, aunque se diferencia del resto porque participan como jurado exclusivamente comerciantes de muy diferentes ámbitos: minoristas, restaurantes, sumilleres, hoteles, distribuidores e importadores. Es decir, el 'sueño' de cualquier pequeña bodega familiar sin apenas red de distribución.

Eva ya estuvo en EEUU hace unos años en alguna acción del Consejo Regulador: «Nos decían que el americano quería vinos muy potentes, con madera y estructura, y pagué la 'primada' porque llevé los vinos con más crianza que tenemos». «Sin embargo -continúa-, hemos comprobado que, al menos a un buen grupo de consumidores, le encantan los vinos frescos, frutales, como los que elaboramos con la garnacha, tanto el clarete como el tinto Egoiste, y supongo que por eso hemos tenido este resultado en el concurso».

Las tres generaciones de la bodega. :: L. R.
Las tres generaciones de la bodega. :: L. R.