Guía para entender la renovación del Consejo Regulador

Repasamos cuál es el funcionamiento de la renovación del órgano que dirige el Rioja

Alberto Gil
ALBERTO GIL Logroño

1. Proceso abierto

La Organización Interprofesional del Vino de Rioja (OIPVR) ha iniciado ya el proceso de renovación para configurar el nuevo Consejo Regulador de cara al periodo 2021/2025. El 30 de abril termina el plazo, sin que haya ninguna nueva organización candidata, de forma que en mayo podría estar constituido el nuevo pleno, que estará formado por los mismos actores, aunque con la incógnita del reparto de fuerzas.

2. ¿Son unas elecciones?

Realmente no. Es una renovación de la representatividad. No se vota, sino que cada organización debe acreditar por delegación los apoyos: viticultores en un caso y bodegas, en el otro. Los resultados para el proceso de la Interprofesional se trasladan automáticamente al pleno del Consejo Regulador con idéntica composición.

3. ¿Cuánto valen los votos?

En este caso, el tamaño sí importa, y mucho. Dan igual los apoyos individuales, lo que suman son los litros comercializados en el caso -con una ponderación de precios en función si es genérico, crianza, reserva o gran reserva- y el número de hectáreas para los viticultores. Es una representación puramente económica.

4. ¿Cómo se distribuyen las fuerzas?

En paridad, de un pleno de dos cientos votos, cien son para las bodegas (en función de los porcentajes se asignan los vocales entre cada una de las asociaciones) y otros cien votos para el sector productor, que se reparten ente las cooperativas y las organizaciones agrarias.

5. ¿Cómo se reparte la representación de la rama productora (100 votos)?

Las organizaciones agrarias riojanas (ARAG-Asaja, UAGR y UPA), vasca (UAGA) y navarras (UAGN y Ehne) y las cooperativas (riojanas, alavesas y navarras) se distribuyen la representación del sector productor pero todavía no se puede calcular cómo se repartirá exactamente su rama, si bien oscilará entre el 40% y 45% para las cooperativas y del 55% al 60% para las organizaciones agrarias. Esa horquilla depende del número de hectáreas adscritas a viticultores socios de cooperativas frente al resto, a lo que se suma un coeficiente corrector en función de los litros comercializados por este tipo de bodegas. En el 2017, las cooperativas retuvieron el 43%, mientras que las OPA se repartieron el 57% restante.

6. Renovación de las cooperativas

No hay elecciones. Las hectáreas de sus socios se vinculan directamente a las sociedades. Es automática y se conocerá el día 30.

7. Renovación de las organizaciones agrarias

En este caso, cada viticultor no asociado a cooperativas puede delegar su representación y elegir la organización agraria que más le convenza. Hay un mes de plazo (abril) y no es una votación, sino que por escrito y firmado deben entregar su delegación a la que considere. A partir del día 30 se hará el recuento de fuerzas que se reparte en función del número de hectáreas delegadas. El que más hectáreas tenga, sin contar el número de titulares, más fuerza tiene.

8. Renovación de la rama comercial

De forma similar, lo que importa son los litros no el número de bodegas que delegan el voto. Las asociaciones recalan apoyos y luego se traducen en litros comercializados durante el periodo 2017/2021 para distribuirse los 100 votos de la rama comercial. Grupo Rioja es claramente la mayoritaria (y seguirá siéndolo) con el 78% de los votos, seguida de las Bodegas Familiares (8%), ABC (8%) y las alavesas de ABRA (4%) y de Araex (2%).

9. ¿ Por qué no hay nuevos actores?

Los estatutos se modificaron para impedir en la práctica la entrada de nuevas asociaciones, tanto comerciales como de productores. Es necesario acreditar un 10% de la representación para tener derecho a entrar. Por contra a los fundadores, se les exige sólo el 1%. De hecho, si se exigiera el 10% sólo habría tres organizaciones representadas.