Un grupo de aficionados celebra la cata del año 2018, la última. «Todo lo que necesitas es amor y vino», reza el cartel. / SONIA TERCERO

Haro La máquina del Barrio de La Estación arranca de nuevo

Josep Roca, Maquinista del Año, abre este viernes con una cata magistral un evento que reúne en Haro a 3.500 aficionados al mundo del vino y de su maridaje con la gastronomía

José Martínez Glera
JOSÉ MARTÍNEZ GLERA Logroño

Josep Roca, sumiller del Celler de Can Roca, se cala este viernes la nostálgica gorra de maquinista de tren para dirigir la cuarta edición de La Cata del Barrio de la Estación, en Haro, que regresa después de los obligados parones a los que se vio obligada en los dos años anteriores. Es, sin duda, una edición muy especial, pues más allá de no celebrarse desde el año 2018, significa también la vuelta a la normalidad. Roca toma el testigo de Sarah Jane Evans, la última maquinista.

Con la satisfacción de agotar el papel, la cata del sábado espera a 3.500 aficionados al mundo vinícola que podrán disfrutar de doce vinos de seis bodegas del barrio de La Estación y de siete grandes propuestas gastronómicas, una de ellos un postre, Entre los vinos, predominan los tintos criados, aunque la oferta incluye dos blancos de diferente historia como son Monopole y Montes Obarenes, un rosado de reciente cuño, Flor de Muga, y un espumoso, Lumen, cuyo origen está en el siglo XIX.

LOS DATOS

  • Fecha Sábado, 18 de junio, de 11.00 a 19.00 horas. La cata magistral de Josep Roca será mañana, día 17, a partir de las 19.30 horas en Bodegas Bilbaínas.

  • Lugar Cune, Bilbaínas, Muga, Gómez Cruzado, La Rioja Alta y Roda.

  • Vinos Monopole Clásico 2018, Imperial Reserva 2017 (Cune); Viña Pomal Gran Reserva 2014, Lumen Reserva 2018 (Bodegas Bilbaínas); Prado Enea Gran Reserva 2014 Magnum, Flor de Muga Rosado 2021 (Muga); Honorable tinto 2017, Montes Obarenes blanco 2018 (Gómez Cruzado); Viña Arana Gran Reserva 2015, Viña Ardanza 2015 (La Rioja Alta); Roda 2018, Roda I 2017 (Roda).

  • Gastronomía Hermanos Echapresto (Venta de Moncalvillo); El Serbal y Rafael Prieto (Santander); Nublo (Haro); Carolina Sánchez e Iñaki Murua, de Ikaro (Logroño); Miguel Cobo, de Cobo Estratos (Burgos); catering Delicious Gastronomía; Juan Ángel Rodrigálvarez, maestro chocolatero.

La cocina unirá Haro (Nublo) con Logroño (Ikaro y Delicious Gastronomía) a través de Daroca de Rioja (Venta de Mocalvillo), pero también con el sabor a mar que llega desde Santander y Burgos y los dulces del riojano Juan Ángel Rodrigálvarez.

Un día antes, Josep Roca será el gran protagonista. Sumiller de reconocido prestigio a nivel mundial, dirigirá una cata centrada en la influencia de la añada y del clima en el resultado final de los vinos. Así, Roca tomará como testigo vinos de diferentes añadas, más cálidas y más frías, no solo para explicar su concepto sino también para dibujar cómo las bodegas se adaptan al año para dar forma a esos vinos. Como maquinista, parará el tren en estaciones como las de 1939 para recorrer otras añadas míticas en Rioja con especial atención a la de 2003, año que se considera clave en el cambio climático y punto de partido hacia una nueva relación con el viñedo.

Maestro del maridaje y poseedor de una bodega con 4.000 referencias y 85.000 botellas, Josep Roca busca saber quién está detrás del vino, qué le gusta y mostrar los vinos se pueden beber y vivir. En Haro, también.