Un mercado de diseño entre copas

Violeta Arellano muestra uno de sus diseños. :: MIGUEL HERREROS/
Violeta Arellano muestra uno de sus diseños. :: MIGUEL HERREROS

Bodegas Franco Españolas celebra la sexta edición del Día de la Moda con medio centenar de puestos de diseñadores

DIEGO MARÍN A. LOGROÑO.

Bodegas Franco Españolas acogió ayer la sexta edición del Día de la Moda, que contó con medio centenar de puestos de diseñadores, muchos de ellos riojanos. Desde su apertura, a las 12 horas, hubo mucho público interesado en el mercado, sobre todo, por la posibilidad de poder tomar un vino mientras se recorrían las instalaciones. Elena Pilo, responsable de Enoturismo de Franco Españolas, explicó que «la moda está presente en el mundo de la gastronomía, el cine, la música y, por supuesto, el vino, y esa unión nos sirve para aprovechar la moda como vehículo para consumir vino en un contexto diferente».

Para la organización del Día de la Moda se realiza una selección previa de los expositores con la ayuda de la experta Carolina Blasco y con el denominador común de que «ofrezcan algo diferente, que no se encuentre en un circuito comercial habitual y que el producto sea hecho en España». Uno de esos expositores era el de La Tunanta, cuyos responsables (Javier Vargas y Natalia Ortega) se autodefinían como «una marca riojana con un taller en la calle Sagasta que vendemos todo 'on line', pero aprovechamos estos mercados para estar en contacto con la gente». La Tunanta confecciona complementos, como bolsos y monederos. «Lo que nos diferencia es que jugamos mucho con colores y texturas», afirmó Javier Vargas.

Por otra parte, Ana Solana es una artesana del ganchillo y responsable del proyecto familiar Mänual, «ropa de cabeza», que comenzó confeccionándole un gorro de lana a su hija, cuando trabajaba en Valdezcaray, pero gustó tanto el modelo... «Siempre intentamos que sea producto de proximidad, usando lanas de la zona e, incluso, reutilizando lanas que algunas empresas textiles ya no tienen en funcionamiento», aseguró Ana Solana.

Además, se ofreció un espacio a parte a diseñadores como las riojanas Libertad Pertierra y Violeta Arellano, calagurritana afincada en Logroño y formada en la Esdir. «He traído piezas comerciales, como pueden ser sudaderas. Esta es una buena oportunidad para que te conozcan, puedes mostrar tu producto», declaró Violeta.