Cartel de Rioja Alavesa, a la entrada de Labastida y en el límite con el territorio riojano de San Vicente. / R. GUTIÉRREZ

El Ministerio eleva a Bruselas 'Viñedos de Álava' sin conocerse aún ni las bodegas que lo apoyan

El traslado del expediente permitiría al Gobierno Vasco conceder la Protección Nacional para empezar a vender vinos con dicha etiqueta

Alberto Gil
ALBERTO GIL Logroño

El Ministerio de Agricultura del Gobierno de España trasladó el pasado viernes a la Comisión Europea la solicitud para la creación de la nueva denominación de origen 'Viñedos de Álava', lo cual era un trámite esperado –el Ministerio tiene la obligación de hacerlo–, pero que al mismo tiempo tiene una importante trascendencia.

En este sentido, una vez confirmada la recepción por parte de las autoridades comunitarias, el Gobierno Vasco tiene vía libre para publicar en el Boletín Oficial del Estado (BOE) una orden reconociendo la Protección Nacional Transitoria (PNT) a 'Víñedos de Álava DOP'.

Pese a que la publicación de la futura orden, como cualquier acto administrativo, es recurrible en alzada y presumiblemente el Consejo Regulador de la DOCa Rioja así lo hará –ha llevado el asunto a los tribunales–, la concesión de la PNT permitiría a las bodegas interesadas comercializar sus vinos en todo el territorio nacional con la indicación en su etiquetado 'Viñedos de Álava'. Sería, eso sí, una autorización temporal pero efectiva hasta la decisión definitiva de la Comisión Europea sobre el reconocimiento de la nueva denominación de origen, y limitada en exclusiva al mercado nacional.

Asimismo, 'Viñedos de Álava' goza, desde que Bruselas dé acuse de recibo del expediente, de la protección del nombre ante las oficinas de patentes y marcas, nacional y europea. Así las cosas, el primer paso para que empiecen a comercializarse vinos de 'Viñedos de Álava' es el reconocimiento de la PNT mediante la publicación en el BOE por parte del Gobierno Vasco.

A partir de ahí, y siguiendo el pliego de condiciones remitido en el expediente, se debería crear un consejo regulador propio y los correspondientes registros de viñedo. En principio, se superpondrían a las viñas también amparados por la DOCa Rioja, es decir, que podrían convivir en ambas denominaciones de origen y decidir sus propietarios a cuál de las dos dedican íntegra o parcialmente su producción.

MOMENTOS CLAVE

El comienzo

La crisis dentro de Rioja

El conflicto se inició al pedir ABRA al Gobierno Vasco una DOP propia con, supuestamente, el apoyo de 40 bodegas.

La paz

El amago de pacificación

La aprobación de los vinos de viñedo singular, municipio y zona aparcó momentaneamente el conflicto.

Nuevo conflicto

La reactivación

Sin aviso, ni de ABRA ni del Gobierno Vasco, éste último reactivo la escisión en enero del 2020 al reconocer la DOP oficialmente.

Los tribunales

Judicialización

Rechazados los recursos de alzada y alegaciones, el Consejo Regulador llevó en septiembre del año pasado el caso a la Justicia.

En cuanto a las bodegas, la normativa de la DOCa Rioja exige dependencias separadas, por lo que no se podrían elaborar vinos de ambas denominaciones de origen en una misma instalación, pero una misma bodega si podría hacerlo si cuenta con dos instalaciones diferentes e incluso trabajar parcialmente en ambas denominaciones de origen.

Lo más curioso de todo este asunto es que, a pesar de estar ya en el candelero desde hace seis años, todavía se desconocen qué bodegas y qué viticultores están interesados realmente en poner en marcha una nueva denominación de origen en territorio exclusivamente alavés y superpuesto idénticamente a la zona de Rioja Alavesa.

En su momento, en el año 2016 la Asociación de Bodegas de Rioja Alavesa (ABRA), promotora de la iniciativa, aseguró que había «más de 40 bodegas» que apoyaron la presentación de la solicitud para constituir una DOP propia, pero nunca se hizo público el listado. Entonces, ABRAcontaba con 140 asociados, con lo que, en el mejor de los casos, no suponían ni una tercera parte de los 'secesionistas'. Asimismo, varios de quienes supuestamente firmaron aquella solicitud se han desmarcado públicamente de la iniciativa, una vez que el Consejo Regulador de Rioja aprobó la regulación de los vinos de viñedo singular y de municipio.

De hecho, ABRA sufrió varias crisis e incluso bajas de bodegas asociadas por tramitar la solicitud cuando muchos de sus asociados se enteraron incluso por la prensa de que había sido presentada. A día de hoy, se sigue sin conocer qué bodegas y cuántas apoyan 'Viñedos de Álava'.

Las sentencias judiciales determinarán el futuro de la DOP

El futuro de 'Viñedos de Álava' se decidirá, y probablemente la primera sentencia no tardará mucho, en los tribunales. El Consejo Regulador de Rioja ha presentado un recurso ante el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco al considerar que no existe el vínculo necesario para ser reconocida como denominación de origen protegida, cuando el territorio se superpone al de la propia DOCa Rioja y sin apenas elementos objetivos diferenciales para los futuros vinos.

Mientras tanto, en Europa, el Ministerio de Agricultura deberá mantener informada a la Comisión Europea del desarrollo de todos los procesos administrativos y judiciales de oposición, y no decidirá hasta que no haya sentencia firme, que puede ser la del TSJPV pendiente o del Supremo si hubiera recursos.