Consejo de la Alta: el legado familiar de Hipólito Bañuelos

Vista de los viñedos de Cenicero desde la bodega Consejo de la Alta. :: C.A./
Vista de los viñedos de Cenicero desde la bodega Consejo de la Alta. :: C.A.

Consejo de la Alta recoge el «espíritu emprendedor, tesón, lucha, trabajo y aventura» de su fundador

La historia de Consejo de la Alta se remonta al tratado escrito por don Hipólito Bañuelos en 1846, el primer manuscrito que se conoce sobre el tratamiento y calidad de los vinos destinado a los mercados del otro lado del océano. «Somos el legado familiar que nos dejó Hipólito, eje central y de partida de nuestra historia, de años de antigüedad, de 'know how', de innovación, de búsqueda de nuevas aportaciones, de garantía de calidad, de saber lo que hacemos», exponen. Hipólito, «hombre luchador, trabajador», fundó su pequeña bodega-calado en 1844 y para elaborar su propio vino «con espíritu emprendedor, tesón, lucha, trabajo y aventura», filosofía que perdura en la bodega de Cenicero.

Bodegas Carlos serres

Dirección
avenida de Fuenmayor, s/n; en Cenicero
Teléfono
941455005
Web
www.consejodelaalta.es
E-mail
administracion@consejodelaalta.com
Los vinos
Alra Río Viura, Chardonnay, Consejo de la Alta crianza