lomejordelvinoderioja

Vinos esenciales de Rioja

Joaquín Jiménez, David García Ábalos y Lourdes Hervías, antes de iniciar la cata de Bodegas Perica.
Joaquín Jiménez, David García Ábalos y Lourdes Hervías, antes de iniciar la cata de Bodegas Perica. / MIGUEL HERREROS
  • Bodegas Perica se enorgullece de su excepcional reserva Olagosa y de su novedoso rosado 6Cepas6, ejemplos de fidelidad e innovación

En Bodegas Perica nos consideramos ya integrantes de la gran familia de la Liga Golf y Vino, porque tenemos una estrecha y fecunda vinculación con la prueba y porque nos sentimos rodeados de amigos cuando presentamos nuestros vinos. Como sabemos que se trata de un público entendido, buen conocedor de las excelencias de los vinos de Rioja, procuramos un esfuerzo adicional: así lo hicimos el pasado sábado, cuando ofrecimos una cata de un tinto y un rosado que figuran entre lo mejor de nuestro catálogo.

A juzgar por los elogios que recibimos, creo que acertamos. Y es que era imposible fallar, empezando por el más novedoso de nuestros vinos: el rosado 6Cepas6. Un vino singular que sorprende a quien lo prueba. Elaborado con el método tradicional del 'sangrado' a partir de una combinación entre garnacha, tempranillo y viura con predominio de la primera variedad, el resultado de nuestros desvelos es un rosado cristalino, que se comporta de modo muy agradable en nariz con aromas a fruta roja y un aire también especiado, fruto de su paso por barrica. Tiene un paso por boca espectacular: delicioso, cremoso, fresco... Deja un sinfín de recuerdos y un sorprendente postgusto a bollería.

Un rosado excepcional inauguró la cata y un tinto también excepcional la clausuró. Me refiero al reserva Olagosa, una de las joyas de nuestra bodega. Un vino alumbrado a base de una variedad dominante tempranillo que se completa con un toque de garnacha y mazuelo. Un vino que recibe todos los cuidados desde la vendimia, ejecutada manualmente. Un vino que siempre triunfa: limpio de color, muy intenso, con reflejos cereza. De gran intensidad y complejidad aromática, con notas a tostado pero también a dátiles y tofee, en la boca mantiene ese carácter complejo: por un lado, es un tinto muy fresco; por otro lado, es también un vino sabroso, con taninos pulidos.

En resumen, dos vinos muy diferentes pero dominados por la misma línea que distingue a nuestra bodega: la búsqueda de la excelencia a través de una apuesta constante por la innovación que a la vez mantiene la fidelidad a la historia de la DOC Rioja. Dos vinos respetuosos con la esencia. Dos vinos, por lo tanto, esenciales.

(*) Joaquín Jiménez es enólogo de Bodegas Perica.