lomejordelvinoderioja

La alcaldesa, Cuca Gamarra, consulta una tablet en su despacho .:: fernando díaz
La alcaldesa, Cuca Gamarra, consulta una tablet en su despacho .:: fernando díaz

«El momento actual de cambio es imparable»

  • Cuca Gamarra Alcaldesa de Logroño

  • El Ayuntamiento apuesta por la «revolución tecnológica» en la gestión

Cuca Gamarra defiende que la sociedad vive actualmente una «revolución tecnológica» y que Logroño es una ciudad preparada para afrontar los retos desde una posición puntera, apoyada en el especial carácter atrevido, audaz y resuelto de sus ciudadanos.

- ¿Merece la pena formar parte de los que marchan en cabeza en la apuesta por las ciudades inteligentes o supone un desgaste excesivo para Logroño?

- Los logroñeses somos como somos: emprendedores, innovadores y muy dinámicos. Y somos así con todo lo que hacemos. Con las nuevas tecnologías y con las aplicaciones actuamos de la misma manera. Creo que es muy importante que Logroño se haya posicionado como una ciudad de referencia en desarrollo tecnológico al servicio de los ciudadanos y que, además, sea reconocida como una ciudad innovadora, no por su Ayuntamiento, sino por sus habitantes, que son capaces de desarrollar aplicaciones que nadie hubiera pensado y que ahora son un referente. Por ejemplo, nuestro transporte urbano cuenta con una aplicación que ha sido desarrollada por los propios ciudadanos. También la aplicación de Logroño.es un referente en cuanto a gestión de una ciudad. La empresa que lo ha llevado a cabo es local y ya es una referencia en este campo. Además, la rapidez a la hora de desarrollar este tipo de iniciativas genera un valor añadido y es importante no perder esa iniciativa. Prefiero que nos equivoquemos algunas veces pero no perder el espíritu innovador y esa ambición de seguir desarrollando nuevas aplicaciones.

- ¿Cuánto hay de vocación y de obligación en esta apuesta por las nuevas tecnologías?

- La sociedad y el momento actual de cambio es imparable. La revolución tecnológica es como la revolución industrial. No es una opción. Es obligatorio subirnos a ese tren del crecimiento y del desarrollo económico. Logroño, que aspira a seguir progresando, a ser un referente, a ser una ciudad moderna, de vanguardia, con muchísima calidad en sus servicios públicos, no puede renunciar a subirse a este tren, a estar en las primeras posiciones de salida de este desarrollo tecnológico para aplicarlo a la gestión pública.

-Estas herramientas, en ocasiones, parecen más un fin que un medio.

-Tenemos que seguir trabajando y mejorando, pero con un planteamiento claro. Las nuevas tecnologías son un instrumento fundamental. Pero sólo son eso. La herramienta para un cambio cultural que provoca, a su vez, un cambio social hasta obtener una ciudad más abierta y una participación mucho más profunda de los logroñeses. En un momento en el que es tan importante avanzar en democracia y en nuevas fórmulas de practicar la democracia en el día a día, las nuevas tecnologías y las redes sociales ayudan. Han venido para quedarse y tenemos que aprovecharlas.

- ¿Cuál es la medida para separar el éxito del fracaso?

- Más de 25.000 logroñeses se han descargado la app del Ayuntamiento y éste es un dato que nos indica que es el camino correcto. El diálogo que se establece por ahí significa confianza en la institución para formar parte de ella y para participar de manera activa en la sociedad. Son, por tanto, unos cauces fantásticos e incuestionables a la hora de avanzar.

-¿Cuáles son los retos futuros de Logroño como ciudad inteligente?

-Los objetivos próximos son seguir introduciendo las tecnologías en la gestión de los servicios públicos para hacerlos más eficaces y eficientes. Pero el más inmediato es ser capaces de aprovechar esa información para tomar decisiones, crecer y evolucionar. Buscamos un sistema abierto, compatible y que nos permita el intercambio de información entre distintos servicios públicos para ser mucho más rápidos, ágiles con mayor calidad en la respuesta al ciudadano.

- Y, además de evolucionar en la sostenibilidad, el ahorro energético, la optimización de recursos y la mejora del servicio y la comunicación con el ciudadano, ¿puede servir este proyecto como generador de empleo?

- Es una de las patas fundamentales de nuestro planteamiento. Apostamos por la creación de puestos de trabajo cuando confiamos en desarrollos que generan actividad económica. Toda esa implantación de más tecnología se realiza en un sector que se beneficia del aumento de actividad que generamos y permite consolidar y generar riqueza y, al mismo tiempo, empleo.