lomejordelvinoderioja

Bodegas Riojanas invierte 3,5 millones en su nueva bodega de Rueda

  • El grupo originario de Cenicero ya ha comenzado a levantar la instalación y utilizará la marca Viore para los vinos de Castilla y León

logroño. El Grupo Bodegas Riojanas (Cenicero) ha materializado la inversión anunciada el pasado año por su Consejo de Administración con el comienzo de las obras de Bodegas Viore en la localidad vallisoletana de Rueda. Dicha inversión será de unos 3,5 millones de euros y le permitirá elaborar en las nuevas instalaciones algo más de medio millón de kilos de uva, fundamentalmente de la variedad verdejo, predominante en la zona.

Este nuevo paso del centenario grupo bodeguero, con origen en la localidad riojana de Cenicero, le permitirá seguir consolidando su apuesta por estar presente en las principales denominaciones de origen de España. Bodegas Viore contará con unas modernas instalaciones de elaboración de 2.500 metros cuadrados construidas sobre una parcela de dos hectáreas de superficie en el extrarradio de Rueda. Tras esta primera fase, el proyecto se completará con punto de venta al público y una oferta enoturística aún pendiente de concretar.

La marca 'Viore', utilizada hasta la fecha exclusivamente para los vinos blancos elaborados de 'alquiler' por Bodegas Riojanas en Rueda, se ha convertido asimismo en una marca global que ampara los vinos con denominación de origen elaborados y comercializados por la firma riojana en la comunidad de Castilla y León.

Otros casos

Son varias las bodegas de Rioja que, en los últimos tiempos, han decidido construir bodega en Rueda. En ello está, por ejemplo, Ramón Bilbao (Haro) que comenzó comercializando vino de Rueda sin bodega en propiedad y que ya la tiene en marcha. También Marqués de Cáceres adquirió viñedo y construyó bodega propia, en la que ya elaboró en la última vendimia 2014.

Bodegas Beronia (grupo González Byass) está inmersa también en la construcción de una bodega en la denominación de origen de vinos blancos de Castilla y León, mientras que Familia Martínez Bujanda construyó también con anterioridad una bodega con viñedo, Finca Montepedroso hace ya unos cuantos años. Marqués de Riscal aterrizó en Rueda en 1973 y fue uno de los pioneros de la denominación de origen vallisoletana.