El nuevo espacio de La Rioja Alta, interior y exterior. / L. R.

El nuevo garaje del Barrio

La Rioja Alta, SA rehabilita en La Estación de Haro un viejo garaje con un nuevo espacio para el enoturismo y su club de cosecheros

LA RIOJA LOGROÑO.

Los amantes del vino ya pueden disfrutar de 'El Garaje del Club de Cosecheros', un espacio inaugurado por Bodegas La Rioja Alta, SA ubicado en el antiguo garaje de la bodega de Haro, un edificio independiente construido a comienzos del siglo XX en el centro de su zona ajardinada. Sus más de 200 metros cuadrados de superficie están divididos en varias áreas principales.

En el interior se encuentran el bar de vinos y tienda con zona de degustación, así como una zona privada destinada prioritariamente al uso de los socios de los tres Club de Cosecheros que dispone la bodega (La Rioja Alta, Torre de Oña y Áster). En el exterior se ubican las dos terrazas independientes, con acceso directo desde el interior, en las que los visitantes pueden degustar sus vinos al aire libre: «Hemos creado estos espacios para complementar nuestra ya amplia oferta. Queremos que los amigos de todo el mundo que nos visitan puedan disfrutar, durante todo el año, de nuestros vinos en un espacio muy singular y en un ambiente muy agradable y relajado y, si lo desean, acompañarlos con un picoteo», indica Gabriela Rezola, directora de Relaciones Públicas de La Rioja Alta, SA. «Creemos que nuestro garaje va a ser pronto una gran referencia para los visitantes del Barrio de la Estación de Haro».

L.R.

La diseñadora madrileña María Villalón ha sido la encargada de dirigir un proyecto en el que «hemos usado una gama de materiales que buscan la conexión entre lo industrial y lo artesanal, sin dejar de lado el matiz sofisticado que se quiere transmitir.»

Además, indica Villalón, «hemos generado un lenguaje poético con una magnífica escultura de hierro oxidado con forma de roble que sube por las paredes y se extiende por el techo». Se trata de una obra del llamado 'escultor del hierro', el artista sevillano Fernando Oriol que ha participado personalmente en la instalación de una «ilusionante creación en un espacio único».