«Mi padre y mi tío apostaron por jugar en las mejores ligas de vino del mundo»

Jorge Muga, director técnico./L. R.
Jorge Muga, director técnico. / L. R.

El crítico James Suckling concede los 100 puntos, el vino perfecto, al Aro 2016 de Bodegas Muga

Alberto Gil
ALBERTO GILLogroño

James Suckling, crítico de vinos norteamericano, con especial prescripción además en los mercados asiáticos, ha concedido 100 puntos (el vino perfecto) al Aro 2016, de Bodegas Muga, un vino por el que Jorge Muga, director técnico de la casa familiar de Haro, siente especial predilección.

- ¿A celebrarlo?

- Por supuesto, pero también a seguir trabajando. Estamos contentos, aunque más que por la anécdota de los cien puntos porque todos los críticos, de forma unánime, están situando nuestros vinos en lo más alto.

- Esto es importante para Muga, pero también para Rioja...

- Sí. Necesitamos, tanto como bodega y como denominación de origen, vinos que sean punta de lanza. En Muga estamos exportando ya a 70 países, pero fueron mi padre y mi tío, hace ya muchos años, los que apostaron por jugar en las grandes ligas del mundo del vino y, entonces, no era sencillo. Exportar no era rentable porque entonces ganabas más vendiendo el vino en España, pero tenían claro que la imagen y el prestigio vendría por competir con los grandes vinos del mundo.

- Eso se hace también con precio...

- Así es. Aro es el vino más caro de la casa, pero, como decía, si quieres estar en la 'gran liga' hay que hacerlo con precios al nivel de los mejores vinos del mundo.

ARO 2016
Composición
Elaborado con tempranillo y un 32% de graciano de cepas seleccionadas de la zona de los Obarenes.
Crianza
18 meses en roble francés nuevo.
Precio
175 euros. Saldrá al mercado a final de año.

- ¿Aro es un vino especial para Muga, incluso por el nombre?

- Sí. Es un homenaje a nuestro pueblo [sin 'hache' por motivos de registros legales], pero también a una comarca, los valles del Oja y el Tirón, con la que personalmente estoy cada vez más impresionado por su potencial y la extraordinaria capacidad de guarda que ofrece a los vinos.

- Y con una composición varietal también especial...

- Así es. Es tempranillo con casi un tercio de graciano, un porcentaje elevado para esta uva y más en una zona límite que hace que sólo hagamos el vino en añadas especiales. No es fácil trabajar el graciano porque, si hace mucho calor, se hace pesado y, si hace frío, no madura.

- Tampoco es un vino de parcela, que suelen ser los más valorados.

- No. Es un vino de la zona del Oja y Tirón que selecciona aquellos viñedos anteriores a las selecciones clonales y de los que cogemos el material vegetal para nuevas plantaciones. Un día, en el año 2000, nos planteamos hacer un vino exclusivamente de aquel material vegetal de 'propagación' y así nació el Aro.

- Pero eso en vendimia, ¿no es una 'locura'?

-La hacemos en una furgonetilla, seleccionado las cepas casi una a una y, siempre cuando van completando la maduración, pero en la bodega estamos preparados para estas microvinificaciones, incluso de hasta 200 kilos si es necesario.