El peso de la baya es sobre un 30% inferior al del pasado año

El peso de la baya es sobre un 30% inferior al del pasado año

Los granos pesan bastante menos, lo que puede provocar una importante merma sobre el 'cosechón' de 2018

A. G.LOGROÑO.

El Consejo Regulador difundió ayer el tercer boletín de maduración con la vendimia de tempranillo blanco a plena actividad en la zona de Aldeanueva y también de tempranillo en Azagra. Hasta el pasado martes día 10, las bodegas de Rioja han recepcionado ya 14,6 millones de kilos de uva (casi 9 de uva tinta y 5,65 millones de blanca), con un incremento importante de actividad desde el lunes.

Lo más significativo del nuevo boletín de maduración es el significativo descenso del tamaño y el peso de la baya (100 gramos) con una media en el entorno del 30% en el conjunto de la denominación respecto al cuarto boletín del año pasado (la vendimia iba más retrasada).

Los granos pesan bastante menos, lo que puede provocar una importante merma sobre el 'cosechón' del 2018, por supuesto (486 millones), pero también sobre lo esperado inicialmente porque los racimos son al tiempo más pequeños y menos compactos. Quizás la zona de Aldeanueva y Alfaro, con pesos de baya inferiores entre el 10 y el 20% sobre el año pasado, sea la que menos reducción de cosecha tenga, pero prácticamente en el resto de la Denominación, salvo algún caso concreto, las mermas por peso superan o rondan el 30% de forma generalizada. El Consejo confirma en este sentido en las conclusiones del boletín que «se aprecia un estancamiento del peso de la baya, aumento del grado y evolución moderada de la acidez».

ENTRADAS DE UVA

Rioja Alta
1,97 millones de kilos
Rioja Alavesa
1,5 milones de kilos
Rioja Oriental
11,14 millones de kilos
TOTAL
14,61 millones de kilos