Andreu y Planas, este miércoles en la reunión de trabajo en el Palacio del Gobierno de La Rioja. / juan marín

Planas no garantiza que la exclusividad de las uvas de Rioja sea exigible esta vendimia

El ministro reitera su apoyo al Consejo para blindarse ante Viñedos de Álava pero aclara que «hay que respetar los procedimientos»

Alberto Gil
ALBERTO GIL Logroño

Buenas palabras, apoyo expreso, pero sin la seguridad de llegar a tiempo. El ministro de Agricultura, Luis Planas, compareció este miércoles ante los medios de comunicación, junto con la presidenta del Gobierno de La Rioja, Concha Andreu, por la visita que ha realizado estos días a La Rioja. Planas, que el martes se reunió con la comisión permanente del Consejo Regulador, no pudo garantizar a preguntas de los periodistas que la reforma del pliego de condiciones de la DOCa para exigir que las uvas inscritas en Rioja se utilicen exclusivamente para elaborar vino de Rioja esté lista para la próxima vendimia: «España es un estado de derecho y cada acto administrativo es susceptible de recurso; hay sucesivos trámites y deben seguir su propio procedimiento», afirmó.

La cuestión es importante puesto que el Consejo Regulador, tras publicar el Gobierno vasco la protección transitoria para Viñedos de Álava –lo que abre la puerta a etiquetar vinos con dicho marchamo en territorio nacional–, 'contratacó' con una solicitud de reforma del pliego para exigir que con uvas amparadas únicamente se puedan elaborar vinos de Rioja. La iniciativa pretendía poner las cosas más difíciles a las bodegas alavesas que decidieran inscribir sus viñedos, íntegra o parcialmente, en Viñedos de Álava, de forma que, si al año siguiente querían regresar a Rioja, no pudieran hacerlo al exigirse al menos una campaña en blanco.

El Ministerio de Agricultura, al ser Rioja pluriautonómica, es el competente para la reforma del pliego y, en este sentido, ya la ha publicado, pero ha abierto también un periodo de oposición para entidades y particulares que dilatará los plazos: «No puedo afirmar cuándo estará resuelto porque no puedo afirmar lo que no conozco; hay sucesivos trámites y deben seguir su propio procedimiento», reiteró Planas.

Lo que sí expresó el ministro fue su apoyo expreso a la solicitud de reforma del pliego de Rioja, que calificó incluso de «elemental»: «Si alguien y su viñedo están inscritos en una DOP, es lógico que la entrega de la uva y su comercialización deba efectuarse a través de esa misma denominación y que, quien decida no hacerlo, deba esperar una campaña para volver». Ahora bien, de cara a la próxima vendimia, podría darse la circunstancia de que bodegas y viticultores alaveses pudieran ya operar en la nueva DOP 'Viñedos de Álava' y volver si lo desean a Rioja en 2024 porque la modificación del pliego no esté lista.

El ministro justificó en todo caso la actuación de su departamento, que dio trámite hacia Europa a la solicitud del Gobierno vasco como le obliga la legislación, y aclaró también que, tras publicar este último la Protección Nacional Transitoria para la pretendida DOP, el desarrollo tampoco depende de su departamento: «Quien decidirá finalmente será la Comisión Europea y no lo hará hasta que se resuelva el proceso judicial que ha abierto Rioja. Mientras tanto, cabe la inscripción provisional, que también ha sido recurrida por la DOCa Rioja, y cualquier situación de hipotética comercialización de vinos debería pasar por otras etapas como la propia constitución de la DOP o la inscripción de viñedos y bodegas, y aún no estamos en esa fase». «Desde el Ministerio –añadió–, lo que podemos hacer es insistir en un mensaje claro a favor de mantener la unicidad de Rioja porque no es bueno separar».