Justo Rodriguez

Preocupación de las organizaciones agrarias por la falta de operaciones

Los agricultores advierten de que no pueden soportar una nueva cosecha por debajo de los costes de producción

Alberto Gil
ALBERTO GIL Logroño

Las organizaciones agrarias no ocultan su «preocupación» ante el comienzo de la vendimia y la falta de operaciones de referencia de compra de uva: «Solo hay rumores, pero nosotros seguimos pensando que a finales de año se alcanzarán las ventas de 2019, es decir, antes de la pandemia, y, por tanto, los precios tienen que ser claramente mejores que el año pasado», explica Igor Fonseca, secretario general de ARAG-Asaja. «Hay que dejar de hablar de costes de producción –continúa– y ofrecer un precio digno a los viticultores».

Roberto Salinas, viticultor y vocal de la UAGR en el Consejo Regulador, confirma que «los precios son ahora mismos la mayor preocupación del campo». «Los rumores no nos gustan –agrega– y hemos pedido en la Interprofesional que se hagan contratos tipo y, sobre todo, que se entreguen por parte de las bodegas para comprobar que se respeta la Ley de la Cadena y se paga por encima de costes». Salinas no duda que «mucha gente cobró entre 50 y 55 céntimos el año pasado, lo cual es ilegal..., y ahora no basta con subir unos centimillos».

En la misma línea, Néstor Alcolea, de UPA-Rioja, señala que «ningún agricultor puede soportar trabajar dos años con pérdidas». Alcolea indica que «no tenemos contratos, porque no se están firmando, y hay que llamar la atención a las bodegas porque sus cuentas, las de los compradores de uvas, no están tan mal». UPA no descarta reunirse con el resto de organizaciones: «Es difícil plantearse tomar medidas con sólo rumores, pero insisto en que, y más en una DO Calificada como Rioja, el sector no puede permitirse que el viticultor vuelva a perder dinero por trabajar».