Las primeras uvas tintas entran en bodega

Vendimia de uvas tintas de Manzanos Wines, ayer./Justo Rodriguez
Vendimia de uvas tintas de Manzanos Wines, ayer. / Justo Rodriguez

El Consejo Regulador confirma el adelanto de una semana en los muestreos | Casi tres millones de kilos de uva ya están en los depósitos en una campaña que mantiene las expectativas de calidad por todo lo alto

Alberto Gil
ALBERTO GILLogroño

La vendimia avanza, aunque no ha hecho más que dar sus primeros pasos. Las primeras uvas tintas, tempranillos, ya están en las bodegas en una campaña en que las expectativas de calidad siguen por todo lo alto y con unas perspectivas de tiempo extraordinarias de momento a corto plazo: días soleados, con temperaturas moderadas y noches frescas.

El Consejo Regulador publicó ayer su segundo boletín de maduración en que confirma «el adelanto generalizado en toda la denominación de origen en más de una semana», aunque también hay que tener en cuenta que el pasado no fue un año temprano, sino más bien todo lo contrario. Manzanos Wines recogió también ayer los primeros racimos de tinto. «Unos 43.000 kilos en fincas de San Adrián y de Azagra, con una acidez bastante buena para estos viñedos más jóvenes y con una sanidad extraordinaria», explica Borja Ripa, enólogo de la compañía. También la cooperativa de Aldeanueva de Ebro, Fincas de Azabache, metía en sus depósitos los primeros racimos de uva tinta, mientras que un día antes lo había hecho testimonialmente una bodega de Rioja Alavesa.

Rioja Alta
Con datos hasta el pasado martes 3 de septiembre, un total de 378.750 kilos de uva blanca ya están en las bodegas.
Rioja Alavesa
221.099 kilos de uva (78.547 de tinta).
Rioja Oriental
2.121.183 kilos de uvas blancas.
Total DOCa
2.721.032 kilos de uva, de los que 2,64 millones son blancas y 78.547 son de tintas.

Manzanos Wines, que elabora alrededor de 1,5 millones de uvas de viñedos propios, vendimió la semana pasada unos 100.000 kilos de blanca, de las variedades chardonnay y algunos tempranillos blancos, igualmente a satisfacción del enólogo: «Hemos podido trabajar tranquilamente y buscar el momento óptimo para poder elaborar blancos muy frescos, que es lo que buscamos para este tipo de uvas más tempranas», señala Ripa. «Seguiremos con blancos de zonas un poco más frescas y también con tintos; lo bueno es que con las perspectivas que tenemos de tiempo vamos a poder seguir trabajando tranquilamente y elegiendo parcelas en función de las maduraciones».

El enólogo confía en que por fin Rioja estará ante una «gran añada»: «Lo decidirá finalmente el tiempo, pero tal y como van las cosas sí soy optimista, especialmente para poder elaborar muy buenos vinos de crianza y reserva, que es lo que necesitamos después de las últimas cosechas». «El grano -continúa- pesa alrededor de un 20% menos que el año pasado y los racimos pesan menos también, así que esperamos que la producción sea más bien moderada».

Afirmación que también corrobora el Consejo Regulador en su boletín de maduración: «El peso de la baya, también en Rioja Alta y Alavesa, es sensiblemente menor que el que tenía en parecidas condiciones el año pasado». Los servicios técnicos apuntan que la vendimia de variedades blancas tempranas (chardonnay, sauvigon blanc y tempranillo blanco) está ya finalizando en la zona de Rioja Oriental y dando paso a los primeros tempranillos tintos. En cuanto a al evolución de la última semana en Rioja Oriental, el boletín informa de que «se aprecia un estancamiento del peso de la baya, un aumento moderado del grado y una evolución lógica de la acidez». «Tanto el estado sanitario como vegetativo del viñedo -concluye el informe- es óptimo».