El PSOE advierte de la próxima caducidad de hectáreas de viñedo adjudicadas en el 2016 que no se plantan por miedo

El PSOE advierte de la próxima caducidad de hectáreas de viñedo adjudicadas en el 2016 que no se plantan por miedo

Andreu reclama al consejero que dé la cara y aclare si va a abrir una prórroga o qué va a hacer con las plantaciones que están pendientes de hincarse

Alberto Gil
ALBERTO GILLogroño

La portavoz parlamentaria del PSOE riojano, Concha Andreu, advirtió ayer de que buena parte de las 387 hectáreas adjudicadas inicialmente por la Consejería de Agricultura en el año 2016 siguen sin plantarse y que el próximo mes de junio caducan las autorizaciones -se perdería el derecho-, sin que el departamento del Gobierno regional haya terminado los procesos de revisión: «Hay familias, jóvenes agricultores, que no saben si plantar y arriesgarse a encontrarse con posterioridad con una orden de arranque o dejar caducar los derechos para no complicarse la vida ni asumir un coste económico porque no tienen ninguna garantía por parte de la Consejería». «Vamos a pedir en el Parlamento -continúa- explicaciones al consejero de Agricultura, Íñigo Nagore, para que dé la cara y explique si baraja algún tipo de prórroga de estas autorizaciones o cuáles son sus planes para que su desastrosa gestión no siga perjudicando a los viticultores riojanos».

«Es un caos absoluto, con agricultores que han plantado y ahora tienen ordenes de arranque«

En este sentido, tras los caóticos repartos de plantaciones de los años 2016 y 2017, la Consejería decidió de oficio revisar las adjudicaciones iniciales con la anulación de numerosas resoluciones iniciales (varios cientos de hectáreas) al comprobar casos fraudulentos y demandas ficticias de permisos de plantación. El proceso de revisión, que comenzó con las adjudicaciones de mayor superficie, continúa abierto para casos menores, pero el tiempo se ha echado encima y el próximo mes de junio caduca el derecho a hincar el viñedo a los que resultaron inicialmente beneficiarios: «Es un caos absoluto, con agricultores que han plantado y ahora tienen ordenes de arranque, alguno de los cuales han recurrido a los tribunales, y otros que no se han decidido a plantar por si les llega una resolución denegatoria una vez hecha la inversión, pero el plazo para las autorizaciones del 2016 se acaba y la Consejería no dice nada», insistió ayer Andreu.

La portavoz socialista señaló que «en realidad no se ha repartido ni una sola hectárea de forma firme, porque todas las adjudicaciones iniciales de los años 2016 (387 hectáreas) y 2017 (645 hectáreas) están en revisión, con lo que el balance de esta legislatura completa de Ceniceros ha sido de cero crecimiento de plantaciones, no porque el sector no lo necesitara, sino por el caos creado por su propio Gobierno». En este sentido, Andreu recordó que en el año 2018 se decidió paralizar el reparto tras «los fracasos de los dos años anteriores»: «Aquí hay dos conclusiones claras, que no se ha repartido ni una hectárea, con la pérdida económica, incluso de lucro cesante porque las hectáreas de 2016 deberían producir ya para esta vendimia, que supone para Rioja y que no se ha exigido ninguna responsabilidad política ni en la propia Consejería ni tampoco a ediles del PP que crearon condiciones ficticias como fue el caso de Clavijo».