Rioja, camino de una gran añada gracias al «excepcional estado sanitario» del viñedo

TVR

Los expertos auguran una cosecha más moderada en kilos que la anterior pero de una formidable calidad

LA RIOJA

logroño. La vendimia del 2019 en la Denominación de Origen Calificada (DOCa) Rioja está previsto que comience el próximo 20 de agosto en las parcelas de uva blanca más tempranas, en La Rioja Baja, y con una expectativa de que sea «una gran añada e histórica» por el «excepcional estado sanitario del viñedo».

Así lo explicó ayer a Efe Abel Torres, director general de la bodega cooperativa Viñedos de Aldeanueva de Ebro, que es la mayor de Rioja con 3.000 hectáreas de viñedo y la que marca el comienzo de la vendimia en esta Denominación, que comparten viñedos de La Rioja, País Vasco y Navarra.

Aunque la mayor parte de las bodegas realizan sus propias analíticas de control de maduración sobre sus viñedos, el Consejo Regulador iniciará a finales de agosto sus controles semanales de maduración de la uva. Según el director del Órgano de Control del Consejo, Pablo Franco, se trata de «un importante servicio que permite a los viticultores determinar la fecha idónea de vendimia en cada localidad y optimizar así la calidad del fruto y de los vinos elaborados».

Abel Torres destacó el «excelente» estado sanitario que presenta este año la uva, con una producción más moderada que la del pasado año, con menos racimos por cepa y más pequeños y uva muy suelta, lo que constituye «la imagen ideal para una uva de calidad». Coincidió así también con Franco, quien detalló el «excepcional estado sanitario de la uva», lo que da «muy buenos indicios» en calidad y cantidad de esta nueva cosecha, de la que se prevé una producción «mucho más moderada» que la anterior, que alcanzó los 485,85 millones de kilos de uva en Rioja.

Las previsiones meteorológicas de la próxima semana, explicó Torres, también apuntan a que serán favorables para la maduración del viñedo».