Álvaro Palacios, en su bodega de Alfaro, Palacios Remondo. / L. R.

«La Rioja ha puesto su paisaje a los pies de los caballos de los especuladores»

El bodeguero español de mayor prestigio cree que «la imagen de Rioja caerá en picado con el modelo energético de Sánchez y Andreu»

Alberto Gil
ALBERTO GIL Logroño

Álvaro Palacios es el bodeguero español más reputado en el mundo. Presidente de las asociaciones Paisajes y Viñedos de España y Paisajes y Viñedos de La Rioja, el Consejo Regulador de la DOCa Rioja le eligió hace unos meses además presidente del grupo operativo creado para la defensa del paisaje y el viñedo riojano ante la proliferación «desmesurada» de proyectos de energías renovables. Palacios, que ha conseguido situar su viña Quiñón de Valmira, en Alfaro, entre los grandes crus mundiales (5.500 botellas a 400 euros cada una), anuncia en esta entrevista que renuncia a la inversión millonaria que había previsto en una finca, ya adquirida, de 60 hectáreas para levantar una nueva bodega diseñada por el arquitecto Rafael Moneo en su pueblo, Alfaro.

La gota que ha colmado el vaso ha sido la decisión del Parlamento riojano de dejar en suspenso por seis meses la protección de los suelos de alto valor agrario, lo que, a su juicio, supondrá un coladero para grandes proyectos energéticos. El bodeguero denuncia que hace ya más de un mes solicitó una reunión a la presidenta riojana, Concha Andreu, y lamenta que ni siquiera le haya contestado. «El modelo energético de Sánchez y Andreu ha puesto el paisaje riojano a los pies de los caballos de los especuladores», asegura.

– ¿Qué está pasando con las energías renovables?

– Hay grandes fondos de inversión y empresas de todo ámbito interesadas en la explotación energética de La Rioja. Y ese negocio choca con el del sector vitícola y bodeguero. En lugar de establecerse primero un marco territorial racional, el Gobierno de La Rioja ha optado por la política de hechos consumados: primero autoriza parques monstruosos y luego ya se discutirá la directriz del suelo. Se ha puesto el paisaje riojano a los pies de los caballos de los especuladores. Al mismo tiempo, la desplanificación del Gobierno central es absoluta. Así, las comunidades autónomas autorizan sus propios proyectos sin una puesta en común ni una mínima reflexión con las del entorno, lo que ocasionalmente implica enlazar unos con otros entre diferentes comunidades hasta consolidar parques energéticos inconcebibles. Tenemos un ejemplo aquí, en Alfaro, donde se juntarán el megaparque eólico de Cofín con las abominables infraestructuras de Corella, Cintruénigo, Fitero y otros de la vecina Navarra. Lo mismo pasará en la ribera en Azagra, Andosilla o San Adrián... Todo el viñedo del monte Yerga, que ya en sus cumbres sostiene varias centrales eólicas, va a quedar totalmente rodeado de megaparques.

– ¿Hay otras zonas de Rioja también amenazadas?

– Por supuesto. Se están tramitando molinos de doscientos metros que destrozarán otra zona agraria histórica como los valles de Ocón y del Jubera, cuando ya es otra comarca gran aportadora de energía renovable de La Rioja. En la zona de Haro, hay proyectos solares que ocuparán hasta 700 hectáreas, así que imagine también sus tendidos de evacuación para sumar a los ya existentes. En Elvillar de Álava, asoma también un proyecto eólico de seria envergadura y nefastas consecuencias paisajísticas y territoriales.

«Por supuesto que la necesitamos, pero de forma racional y no especulativa»

PRODUCCIÓN RENOVABLE

«Andreu está tan lejos de los intereses del sector que ni ha contestado al Consejo Regulador»

DIÁLOGO

«La peor inseguridad no la sufren los promotores de parques, sino los viticultores»

SEGURIDAD JURÍDICA

– ¿Qué necesidad de energía renovable tiene La Rioja?

– Hoy producimos más de lo que consumimos. Lo que sí necesita La Rioja es energía renovable racional, no especulativa. Hasta ahora La Rioja cumple sus compromisos. Pero, ¿por qué se le pide más que al resto de comunidades? Según dijo el consejero de Sostenibilidad y Transición Ecológica, Álex Dorado, generamos un 50% más de nuestra demanda energética, así que un tercio de nuestra energía es exportada fuera de la región. Ante este modelo especulativo e invasor, proponemos otro racional, respetuoso, descentralizado y de futuro. En lugar de levantar nuevas centrales eólicas, se podrían sustituir los viejos aerogeneradores de menos de 1 MW de potencia por otros más modernos de 5 MW. Y en bodegas, empresas, naves, polígonos industriales... se puede, y se debe, impulsar con mas fuerza la implantación de pequeñas infraestructuras renovables y edificios sostenibles. Mientras que llega el nitrógeno o la energía nuclear de fusión, que son las nuevas tecnologías limpias del futuro y que están en desarrollo avanzado, nosotros habremos destrozado nuestros paisajes y nuestra vida rural. La explotación energética industrial que soporta La Rioja se va a hacer a costa de nuestro desarrollo local, agrícola, vitivinícola y turístico. La imagen de nuestro vino, que tanto nos ha costado levantar, caerá en picado. ¿Querrá invertir alguien aquí si el panorama es una política energética depredadora?

– ¿Cuál es el papel de la comisión de protección del paisaje del Consejo Regulador que preside?

– Es la herramienta creada por la DOCa Rioja a petición de las bodegas y los viticultores para defender el paisaje como parte esencial del patrimonio vitícola riojano, que es elemento determinante de la calidad y del valor del vino. Su papel es proteger al agricultor y al bodeguero, a esa Rioja rural y vitivinícola abandonada por su gobierno. Porque los megaproyectos de la industria energética no traen más trabajo ni más desarrollo, sino despoblación y un modelo depredador del territorio, que causa miseria. Nadie como los agricultores vivimos a diario el calentamiento global y todos sabemos que hay que ralentizar la frenética inercia industrial, comercial y logística de consumo en el mundo. Pero esto no lo va a arreglar España o La Rioja lanzándose a acaparar prácticamente todo el cupo de fondos públicos que ha puesto la Comunidad Europea para la transición energética.

– ¿Ha mantenido encuentros con la presidenta o con el gobierno desde su nombramiento como presidente de la comisión?

– La presidenta de La Rioja está tan lejos de los intereses del sector del vino riojano que, habiendo solicitado una reunión una institución como el Consejo Regulador desde hace más de un mes, todavía estamos esperando respuesta. No nos escuchan, ni a la comisión ni a las plataformas. También tenemos el ejemplo del lobo, en que se ha desprotegido a los ganaderos. Es curioso porque este mismo gobierno 'ecologista' en ningún momento se ha planteado lo que sucede con la avifauna, en muchos casos protegida, con las decenas de aves que mueren cada día aplastadas por las aspas de los molinos. Los datos de mortalidad los tiene el propio gobierno de La Rioja, pero se ocultan desde el año 2005. Es una muestra más de esta incongruencia absoluta.