Tienda especializada de vinos. / REUTERS

Rioja vuelve a crecer en ventas en agosto, pero la tasa interanual sigue sin despegar

La comercialización en el último año alcanza los 243 millones de litros, apenas el 1% de mejora, mientras la tasa acumulada sube el 5,8%

Alberto Gil
ALBERTO GIL Logroño

La comercialización de vinos de Rioja aumentó el pasado mes de agosto el 7,32% en comparación con el mismo mes del año anterior. La mejora de las ventas de vino sigue siendo progresiva, pero por debajo de lo esperado con la supresión paulatina de las restricciones hosteleras. En este sentido, la tasa acumulada (de enero a finales de agosto) suma un crecimiento del 5,8% respecto al mismo periodo de 2020, pero la tasa interanual (de septiembre de 2020 a agosto de 2021) continúa sin despegar, con un leve aumento del 0,97%. En cifras absolutas, en el último año Rioja ha vendido 243,2 millones de litros de vino que, de momento, siguen sin aliviar las existencias de vino.

Mercado nacional

  • 5,8% es el crecimiento acumulado (de enero a agosto) de las ventas de Rioja.

  • 26% es el incremento de Ribera del Duero de enero a septiembre y Rueda lo hace el 18%.

La exportación continúa bien, con un crecimiento acumulado del 8,73%, sin olvidar que incluso durante la pandemia fueron las ventas en el exterior las que salvaron los muebles. En el mercado nacional, sin embargo, la recuperación sigue siendo lenta, con un incremento acumulado del 3,69%, pero que sigue muy lejos de compensar el batacazo del COVID. Pese a que agosto, el mes en concreto, no fue mal, con una mejora de casi el 8% sobre el mismo mes de 2020, la tasa interanual en el mercado doméstico sigue en negativo (5% menos). Al menos, durante este mes retornó la tendencia de recuperación progresiva que se había interrumpido en julio, con un descenso de ventas del 0,29% respecto al mismo mes de 2020.

En cuanto a los principales competidores, Ribera del Duero confirma un ritmo de crecimiento muy superior (26%) hasta septiembre (la estadística de la DOP va un mes más adelantada que la de Rioja al ceñirse al dispensado de contraetiquetas) y con unos resultados muy sólidos mes a mes durante todo el año.

En Rueda (líder en blancos), el incremento hasta septiembre, también de contraetiquetas, es del 18,2%, acelerado en los dos últimos meses tras un ligero parón en julio. De hecho, esta última denominación castellana, de enero a septiembre, vende el 6,6% más que en el mismo periodo de 2019. Es decir, obviando la pandemia.

Volviendo a Rioja, y en cuanto a las tipologías de vinos en tasa acumulada (de enero a agosto), mejoran todas, especialmente los grandes reservas un 36%. Por colores crecen los tintos (6,95%), bajan los rosados (0,97%%), mientras que los blancos suben el 0,78%.

Por países

En la exportación, el principal mercado para el vino de Rioja, el Reino Unido, sigue creciendo (5,44%), mientras que EE UU (tercer comprador) mejora el 2,46% con una ligera reactivación tras dos malos meses anteriores. Rusia, con un incremento del 32% presenta las cifras más destacadas, seguido de Suiza (15%) y de los Países Bajos (14%) y Bélgica (9%). Canadá sube también el 6%.

Entre los que bajan están Alemania, segundo mercado en volumen para Rioja, aunque modera la caída al 2,68%, Suecia (4,9% menos) e Irlanda (4%). En cuanto a los precios medios, que únicamente se contabilizan en los mercados exteriores, la media por litro de enero a julio es de 4,97 euros, frente a los 4,65 de hace un año, con lo que la facturación exterior sí que mejora claramente para las bodegas riojanas.