La cata más popular de todo el norte de España

Riojano, Joven y Fresco. /Sonia Tercero
Riojano, Joven y Fresco. / Sonia Tercero

Miles de personas se dan cita en Logroño, Bilbao, San Sebastián y Santander para degustar los vinos de bodegas de referencia dentro de la DOCa Rioja y formar parte de una acción que promociona el vino de calidad

REDACCIÓN

El Riojano, Joven y Fresco nació hace doce años, de la mano de la web lomejordelvinoderioja.com en el seno de Diario LA RIOJA. En colaboración con bodegas de la prestigiosa DOCa, las calles de Logroño albergaron la primera cata popular de vinos riojanos, con atención preferente para aquellos cuyo consumo resulta más propio de las fechas en que se celebra la degustación, en verano. La iniciativa está patrocinada por el Ayuntamiento de Logroño, Ramondin y Argraf.

El pasado jueves tuvo lugar la última edición de esta acción, de nuevo en Logroño, otra vez en Siete Infantes y como siempre con un gran éxito en cuanto a la participación y en lo referido a los vinos que se pudieron catar. A partir de las seis de la tarde empezaron a llegar los primeros asistentes para adquirir sus tickets y, una hora más tarde, comenzó la cata popular más numerosa del norte de España con la entrega de las copas serigrafiadas y las cinco fichas que se debían canjear en cada una de las casetas de las diferentes bodegas.

Los amantes del vino disfrutaron de la ocasión catando las distintas variedades del Rioja: blancos, rosados, claretes, jóvenes, crianzas y reservas. Una excelente apuesta por parte de las empresas viticultoras de la Denominación de Origen, desde La Rioja Alta y Baja hasta La Rioja Alavesa: Beleluin, Nuestra Señora de Vico, Olarra, Fuenmayor, Zugober, Corral, Marqués del Puerto, Pastor Díaz, Gerardo Viteri, Viña Laguardia, Vivanco, Fos, Familia Escudero, Perica, Olmaza y Street Wines.

Pero no todo fue beber, aunque el principal protagonista del evento era el vino, la comida también jugó un papel importante. Diferentes empresas regionales amenizaron la velada con sus puestos de viandas entremezclados con sus compañeros vinícolas: Pafritas y sus tradicionales patatas fritas riojanas; Flor y Nata, que se encargó de dar dulzor a la cata; Viña Ilusión, con las típicas patatas asadas, El Pisón, con sus embutidos y, de forma novedosa, la Casquería, que aportó bocatitas de tortilla de patata y que hicieron las delicias de los presentes.

Los valientes que asistieron al Riojano volvieron a contar con una ayuda especial. La empresa organizadora aportó en la entrada un mapa para poder hacer un buen seguimiento del cata y no dejar ni un vino interesante sin probar.

Jóvenes (mayores de edad) y no tan jóvenes disfrutaron de la ocasión catando las distintas referencias de la amplia diversidad de Rioja: blancos, rosados, claretes, jóvenes, crianzas y reservas. Una excelente apuesta por parte de las empresas vitivinícolas de la Denominación de Origen, desde La Rioja Alta y Baja hasta La Rioja Alavesa: Beleluin, Nuestra Señora de Vico, Olarra, Fuenmayor, Zugober, Corral, Marqués del Puerto, Pastor Díaz, Gerardo Viteri, Viña Laguardia, Vivanco, Fos, Familia Escudero, Perica, Olmaza y Street Wines.

La del pasado jueves fue el perfecto colofón a esta acción promocional del vino de Rioja. Un fin de fiesta por todo lo alto con el mejor ambiente posible en una tarde realmente calurosa en Logroño. Centenares de personas pudieron compartir una copa de vino, risas y muchas sensaciones.

Precisamente pensando en ellos, en los jóvenes, se ideó esta cata popular en el seno de Diario LA RIOJA y a través de su web lomejordelvinoderioja.com. ¿Su objetivo? Difundir el consumo de vino en la temporada estival entre el público más joven, eso sí, un consumo siempre moderado y responsable.

No solo vino

El vino entra (y sienta) muchísimo mejor si se acompaña de algo para picar, así que no podían faltar los puestos de alimentación que desde hace varios años se ubican entre las bodegas. En esta edición, ofrecerán sus viandas: Embutidos Pisón, La Casquería, Pafritas, Flor y Nata y Viña Ilusión.

Los productos de gastronomía riojana que acompañarán los vinos blancos, claretes, rosados y tintos de esta cita de hoy con las bodegas de Rioja serán: los embutidos de calidad de Pisón, las patatas fritas de factura riojana de Pafritas, las tradicionales patatas asadas de Viña Ilusión y, como novedad este año, bocatitas de tortilla de patata, a cargo de La Casquería.

El punto dulce lo aporta como en cada cita Flor y Nata, con sus exquisitos pasteles, rosquillas, tortas y también otras delicias saladas, como empanadas y preñados.

Fantástico ambiente

Si algo caracteriza a este evento es el buen ambiente, que va in crescendo conforme las calles acotadas para el Riojano Joven y Fresco se van llenando. Es entonces cuando comienzas a surgir las conversaciones relativas a este evente. Sonsoles Gonzalo, sus 25 años, reconoce que el «el riojano cada año se supera y viene más gente». El pasado jueves, 4.000 personas. Inés Montón, de 19 años, apunta que viene «todos los años», y apunta una mejora: «Pensamos que falta música amenizando el día». Hay que escuchar a los más jóvenes. Javier Zúñiga, de 22 años, explica que «el Riojano Joven y Fresco está bien para acercar la historia del vino a los más jóvenes». Pero también hay cabida para aquellos que superan los cuarenta. Samuel López, de 43 años, reconoce como necesario «crear un evento que permita unir a todas las edades por el vino». Para Elena Ezquerro, de 20 años, era la primera vez que «vengo, lo hago recomendada, y me está encantando».

Por tanto, mucha gente joven, muy acicalada. Tops, sandalias altas, pantalones palazzo, alguna bermuda masculina y, sobre todo, mucha foto grupal y selfie posado para subirla a las redes sociales. Y es que tomar vino está de moda, y hacerlo en la calle da muchos 'likes'.

Promoción del vino riojano

El Riojano, Joven y Fresco traspasa las fronteras regionales y se traslada a otras latitudes para presentar bodegas de Rioja que están haciendo un trabajo enológico reseñable. De esta forma, gracias al impulso de esta marca ya reconocida por los amantes del vino, las principales plazas del norte de España se reúnen entorno al vino riojano para brindar por el verano, la amistad, el buen vino y los grandes amigos.

Ciudades como Zaragoza, San Sebastián, Oviedo, Santander o Bilbao han acogido esta acción promocional de gran importancia para dar a conocer el trabajo que hacen las bodegas de Rioja.

Cántabros, vascos, asturianos y aragoneses se movilizan en masa ante el interés que genera el tener tantas y tan conocidas bodegas de Rioja en un mismo espacio durante toda una tarde y a precios sin duda muy competitivos en lugares donde el vino de Rioja es sin duda toda una referencia.

Imágenes que se van replicando, poco a poco, en otros puntos del norte de España. Ya son ocho, por ejemplo, los brindis conjuntos que los bilbaíno han podido hacer cerca de la ría con vino de Rioja. Entre brindis en cuadrilla y charla con los bodegueros allí presentes, los participantes en esta cata popular también pudieron disfrutar de distintos bocados gastronómicos de factura riojana, como embutidos, patatas fritas o dulces. Y todo ello maridado con el animado ambiente que el Riojano Joven y Fresco suscita allá a donde va. Y con la lluvia que a última hora de la tarde también quiso sumarse al paseo por El Arenal.

En Bilbao se celebró el pasado 29 de junio, luego fueron el turno de Santander, 6 de julio -cumple la novena edición-; de San Sebastián, el 13 de julio, que ya suma la segunda edición; y, finalmente, de nuevo Logroño, para cerrar, el pasado 26 de julio, una nueva temporada de Joven Riojano y Fresco.

Un año más, esta acción ha vuelto a demostrar que cuenta con la confianza de los amantes de los mejores vinos de la DOCa Rioja. Es una forma divertida, amable y amistosa de acercarse al vino en compañía de buenos amigos y en el centro de las ciudades.

 

Fotos

Vídeos