Riscal y Vivanco, entre los 50 mejores destinos enoturísticos del mundo

La bodega hotel de Elciego repite en la segunda posición, mientras la bodega y museo de Briones vuelve a la exclusiva lista en el puesto 44

Alberto Gil
ALBERTO GIL Logroño

Bodegas de los Herederos del Marqués de Riscal (Elciego) ha sido elegida como segundo mejor viñedo del mundo en el certamen «World's Best Vineyards 2022», un ranking que se elabora anualmente con los mejores destinos enoturísticos del mundo.

La lista de las bodegas incluidas este año en «World's Best Vineyards 2022» ha sido revelada durante la ceremonia celebrada en la bodega Zuccardi Valle De Uco en Mendoza, Argentina. Es el segundo año consecutivo que Marqués de Riscal queda en el segundo puesto del ranking, aunque desde la creación del ránking (2019) ha estado siempre en el 'top ten'.

Para Marqués de Riscal, una bodega con más de 160 años de historia, es «un orgullo volver a ser nombrada segundo mejor viñedo del mundo. Un premio que reconoce el trabajo diario de todas las personas que forman parte de la bodega para ofrecer cada día la mejor experiencia enoturística a sus visitantes. Una labor que comenzó en 2006 con la inauguración de la Ciudad del Vino Marqués de Riscal y el Hotel Marqués de Riscal diseñado por el arquitecto canadiense Frank Gehry», informa la bodega.

La ganadora en esta ocasión, primera del mundo y primera de Europa, ha sido Antinori nel Chianti Classico, en Italia, que sustituye a Zuccardi, la anfitriona de los premios, y mejor viñedo del mundo en las tres ediciones anteriores.

Vivanco

Riscal no es la única bodega de Rioja del ránking de los 50 mejores destinos enoturísticos del mundo. La bodega y el Museo Vivanco de la Cultura del Vino ocupa el puesto 44 entre los 50 destinos únicos, de los que cinco son españoles. Es la única bodega de La Rioja (comunidad autónoma) premiada dentro de los considerados Oscars del vino y del enoturismo mundial. Todos los destinos incluidos en la lista son especialmente sorprendentes por su ubicación geográfica, su arquitectura, su historia, su perspectiva enoturística, su gastronomía y, por supuesto, su singular propuesta vitivinícola. En definitiva, bodegas y experiencias que asombran por su manera de entender, sentir y proyectar la esencia de esta bebida milenaria.

Es la tercera ocasión en la que la Bodega y el Museo Vivanco de la Cultura del Vino han sido reconocidos como una de las 50 experiencias enológicas más apasionantes de los cinco continentes. Tal y como ocurriera en el año 2019 y 2020, la presente edición del Top 50 del World's Best Vineyards ha vuelto a destacar la singularidad de la propuesta enológica, artística y experiencial de Vivanco en torno a esta bebida con 80 siglos de historia, informa la bodega.

En una ceremonia en la que han participado proyectos y bodegas de todo el mundo, Santiago Vivanco, presidente de la Fundación Vivanco, ha recogido el premio promovido por William Reed Business Media, compañía global de medios de comunicación especializados y responsable de la afamada lista The World's 50 Best Restaurants. «Es un honor poder representar a La Rioja en esta ceremonia. Siempre es un orgullo que un proyecto familiar como el nuestro, el sueño de cuatro generaciones dedicadas al vino y su cultura, esté dentro de las 50 mejores experiencias turísticas y vitícolas del mundo», explicó Santiago Vivanco.

La Familia Vivanco ha coleccionado a lo largo de casi medio siglo una colección artística y etnográfica que da cuerpo a las cinco salas expositivas del Museo Vivanco de la Cultura del Vino: desde piezas milenarias, como las que atestiguan el esplendor del antiguo Egipto, hasta una de las mayores colecciones de sacacorchos del mundo expuestas al público (más de 3500 artilugios), pasando por obras de arte firmadas por Durero, Chagall, Picasso, Sorolla, Andy Warhol o Miró. Por otro, un Jardín Ampelográfico que preserva más de 200 variedades de vid de los cinco continentes, estratégicamente situado entre esculturas y el sosiego de 9000 metros cuadrados que colindan con una finca, bajo la Sierra de Cantabria, donde cada día se miman las vides cuyos frutos dan cuerpo a vinos singulares y premiados a nivel internacional.