Los premiados, en Bilbao. / GWC

Roda, Campo Viejo, Vinícola Real y Solar de Samaniego ganan los Best of Wine Tourism

El jurado también ha entregado en el Museo Guggenheim una mención especial al restaurante riojano La Vieja Bodega por su «trabajo referente en gastronomía»

LA RIOJA LOGROÑO.

Los galardonados de la decimonovena edición de los premios Best Of Wine Tourism, que cada año concede la Red Mundial de Grandes Capitales del Vino Great Wine Capitals (GWC, por sus siglas en inglés)–, ya tienen nombre y apellidos. Y tres de ellos tienen sello riojano. Bodegas Roda, Bodegas Campo Viejo y Vinícola Real-200 Monges y Bodegas Solar de Samaniego (Álava) han logrado imponerse entre las 28 empresas presentadas al certamen. Un acto especial celebrado en el Museo Guggenheim de Bilbao en el que, además, también se ha otorgado una mención especial al restaurante riojano La Vieja Bodega, situado en Casalarreina, «por su amplia trayectoria y trabajo referente en gastronomía».

A esta entrega, organizada por la Cámara de Comercio de Bilbao, han acudido un centenar de invitados, entre empresas, autoridades, profesionales y representantes del sector turístico, vinícola y de restauración en Álava, Vizcaya y La Rioja, como Jaime García-Calzada, presidente de la FER-Comercio y Fernando Ezquerro, presidente del Consejo Regulador de la DOCa Rioja. Y tras el acto de bienvenida, la intervención de Jacques Faurens, presidente de la red internacional Great Wine Capitals, y la proclamación de las entidades galardonadas, han llegado los elogios y reconocimientos.

Juan María Sáenz de Buruaga, presidente del Comité Bilbao-Rioja GWC, ha destacado la calidad de los proyectos. En concreto, ha calificado de «sobresaliente» la apuesta por la innovación, la sostenibilidad y el «enorme esfuerzo» que han llevado a cabo las entidades galardonadas «en la respuesta creativa y eficiente a los retos actuales». Pero también ha resaltado «la participación de los jóvenes emprendedores y su esfuerzo en el desarrollo de nuevos servicios de turismo del vino, que ayudan a desarrollar las economías locales, protegen su patrimonio cultural e industrial, crean empleo y frenan la despoblación en zonas rurales».