Un agente de la Policía Nacional observa cómo a unos temporeros. / POLICÍA NACIONAL

Detenidos seis temporeros en situación irregular en Rioja Alavesa gracias a los drones

Cuatro de las detenciones se han llevado a cabo por tener un permiso de residencia falso y dos por usurpación de identidad, en un operativo aún en marcha en el que se han inspeccionado 33 fincas y bodegas

Juan Carlos Berdonces
JUAN CARLOS BERDONCES

Tres drones sobrevuelan en las últimas semanas los viñedos de Rioja Alavesa. Los controlan a distancia pilotos del Servicio de Medios Aéreos de la Policía Nacional llegados desde Madrid que forman parte del operativo desplegado con motivo de la campaña de vendimia para luchar contra la explotación laboral. El operativo, liderado por la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras de la Comisaría Provincial de Álava en colaboración con la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, ha incorporado este año estas nuevas tecnologías que «permiten y facilitan la localización de trabajadores dispersos por hectáreas de viñedos que, de otra manera, serían más difíciles de realizar».

Gracias a estos drones, los agentes tienen mayor información de las personas que están trabajando en los viñedos para proceder a inspecciones o a solicitud de información en caso de que tengan sospechas de algún tipo. El objetivo de la campaña es detectar delitos o infracciones administrativas relacionadas con la contratación irregular de trabajadores extranjeros y «evitar que sean explotados laboralmente, se les obligue a trabajar en condiciones denigrantes o se vulnere la normativa en materia laboral».

Desde que el pasado 28 de septiembre se puso en marcha el operativo, los agentes han detenido a seis trabajadores extranjeros, de un total de 251 localizados a identificados; cuatro portaban un permiso de residencia en España falso y los otros dos llevaban un documento auténtico pero del que no eran su legítimo titular. Han sido arrestados como presuntos autores de delitos de falsedad documental y usurpación de estado civil, así como por estancia irregular en España, causa por la que se les abre un expediente de expulsión.

Los treinta agentes de la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras y los ocho de la Brigada Provincial de Seguridad y Protección, adscritos a la Policía Nacional de Álava, han realizado más de 33 inspecciones en fincas y bodegas de trece municipios de Rioja Alavesa. Han identificado hasta la fecha a 300 personas pero la operación sigue en marcha porque aún queda una semana para que concluya la vendimia