El templo de los vinos

José Vicente Domeco de Jarauta posa en el viñedo junto a la bodega de Aldeanueva de Ebro. :: /Justo Rodriguez
José Vicente Domeco de Jarauta posa en el viñedo junto a la bodega de Aldeanueva de Ebro. :: / Justo Rodriguez

Bodegas Domeco de Jarauta apuesta por «preservar la fruta» en sus elaboraciones

Diego Marín A.
DIEGO MARÍN A.Logroño

El primer premio que recibió la familia Domeco de Jarauta, que suma ya cinco generaciones dedicadas al vino, fue en 1898. Solo con ver su bodega en Aldeanueva de Ebro, con planta de cruz en la que se puede contemplar el arte de Miguel Ángel Sáinz con unos diseños realizados en vidrieras por su sobrina Mapi Gutiérrez, hacen de este un templo del vino.

Como muchas otras familias del municipio, se salieron de la cooperativa de Aldeanueva, en su caso en 1994, para emprender un camino propio, primero con otro socio y a partir del 2003 en solitario. «Empezamos a elaborar vinos ecológicos y en el 2003 obtuvimos un Premio Zarcillo, que nos permitió darnos a conocer», recuerda José Vicente Domeco de Jarauta, enólogo de la bodega. Ahora su principal mercado está en la exportación: «Tenemos tantos clientes en Japón como en España», apunta.

Bodegas Domeco de Jarauta
Dónde
camino Sendero Royal, 5; en Aldeanueva de Ebro.
Teléfono
941163078.
Vinos
Viña Marro, Lar de Sotomayor, Sanchobarón y Solar de Castro.
Web
bodegasdomecodejarauta.com

Sus viñedos se encuentran en las laderas del monte Yerga y en el término Los Agudos, «lo que nos permite rapidez en la recogida, algo muy importante para la calidad». «Para mí es importante preservar la fruta», asegura José Vicente.