Labores de vendimia de la presente campaña. / JUSTO RODRÍGUEZ

Uvas con más color y aromas que otros años: causas y significados

Un apunte de clase sobre la calidad de la vendimia 2021

FERNANDO MARTÍNEZ DE TODA |

Los primeros datos de la vendimia 2021, en la DOCa Rioja, indican que el contenido en antocianos de la uva tinta es del orden del 40-50% superior al contenido medio de los últimos veinte años. Aunque solo disponemos de datos del contenido en antocianos, conociendo el comportamiento del metabolismo secundario en la vid, cabe esperar que la tendencia sea muy similar para los compuestos aromáticos.

Estos resultados sobre el contenido en antocianos de la uva significan que estamos ante una maduración mucho más equilibrada que la de otros años y ante una cosecha excepcional en lo que se refiere al metabolismo secundario de la planta. Las causas de estas características de la uva hay que buscarlas en las condiciones climáticas de este año 2021 y, más concretamente, en las temperaturas del período vegetativo y en la precipitación.

«Si quisiéramos pagar la calidad de la uva, el precio debería ser este año un 40 o un 50% superior al pasado»

Precipitación en el año 2021

Considerando la precipitación acumulada desde el 1 de enero hasta el 30 de septiembre,en este año 2021 han llovido unos 130 litros/m2 menos que el año anterior, lo que supone una reducción media del 30% en la precipitación acumulada, destacando especialmente los meses de julio y agosto sin ninguna precipitación significativa.

En este sentido, se conoce perfectamente el efecto general del estrés hídrico sobre el incremento del contenido en antocianos de la uva, por lo que esta menor precipitación sería una de las causas del mayor contenido en antocianos.

Temperaturas

Las temperaturas durante el ciclo vegetativo de este año 2021 han sido inferiores a las de los últimos años y, especialmente, a las del año pasado.

Los meses de julio y agosto han tenido una temperatura media de un grado menos que el año anterior y la suma de temperaturas entre el 1 de abril y el 30 de septiembre ha sido de unos 130º C menos que el año pasado. Solo ha habido dos días de temperaturas muy altas (22 de julio y 14 de agosto) con temperaturas máximas en torno a 38º C.

De la misma forma que exponíamos para el caso del estrés hídrico, está suficientemente demostrado que estas temperaturas más bajas contribuyen a una mayor síntesis y menor degradación de antocianos y de compuestos aromáticos, por lo que esta menor temperatura del año 2021 sería otra de las causas del elevado contenido en antocianos de esta vendimia.

Si quisiéramos pagar la calidad de la uva objetivamente, y teniendo en cuenta la importancia del metabolismo secundario en la calidad, el precio de la uva debería ser, este año, un 40 o un 50% superior al precio del año pasado.