Sala de barricas de una bodega de Rioja. / SONIA TERCERO

Las ventas de Rioja mantienen de momento el buen tono hasta febrero

La comercialización crece casi el 20% en los dos primeros meses del año, aunque comparado con las restricciones del año pasado y a la espera del impacto de la guerra

Alberto Gil
ALBERTO GIL Logroño

Las ventas de vino de Rioja mantiene el buen tono en el inicio de año, con un crecimiento acumulado (enero y febrero) del 19,57%, aunque los datos hay que analizarlos con cautela, ya que los dos primeros meses del año pasado estuvieron marcados por fuertes restricciones a consecuencia de la pandemia tras la 'resaca navideña' y también está aún por ver el impacto de la guerra, así como de las mayores tensiones en las cadenas de suministros.

De momento, la tasa interanual, de marzo de 2021 a febrero de 2022, mejora el 14,87% hasta superar los 264 millones de litros (ocho millones más que los casi 257 millones que se vendieron en el conjunto del 2021). Así las cosas, no será probablemente hasta marzo o abril cuando pueda realizarse una comparativa más real respecto al año anterior, ya que el primer trimestre del año pasado fue bastante malo por la pandemia.

LOS DATOS

  • 14,87% mejora la tasa interanual de ventas, de marzo de 2021 a febrero del 2022.

  • 264 milones de litros de vino se han vendido con sello Rioja en los últimos doce meses.

Asimismo, continúa de fondo la crisis de las cadenas de suministros y el encarecimiento de todo tipo de materiales que, aunque no es un problema nuevo, sí se ha intensificado a partir de la guerra de Ucrania y, por el momento, la estadística, hasta febrero, no recoge prácticamente este último escenario.

Rusia, que en enero terminó plano, baja el 9% en febrero, aunque el desplome se notará a partir de marzo

La pujanza comercial en este inicio de 2022 se centra sobre todo en el mercado nacional, con un crecimiento en los dos primeros meses del 30% (25% en tasa interanual), mientras que la exportación avanza únicamente el 4,89%. El pasado febrero, exclusivamente en dicho mes respecto al mismo del año anterior, las ventas aumentaron el 23,5%, el 41% en el mercado doméstico y con una ligera bajada exportadora del 0,36%.

Por categorías de vinos, en el acumulado de los dos primeros meses del año mejoran todas, especialmente los crianzas y los grandes reservas (40%), seguidos de los jóvenes (16%) y reservas (11%). Por colores, suben también todos, especialmente el vino rosado (54%), seguido de los blancos (23%) y de los tintos (21%).

Exportaciones

Por países compradores, EEUU y Canadá presentan incrementos sustanciales de ventas en los dos primeros meses (superiores 30% en ambos casos) y a continuación se sitúan Suecia con un 24%, Bélgica (19%) y Reino Unido (12%). Las oscilaciones de un mes a otro son importantes, ya que Alemania por ejemplo baja el 12%, Suiza el 22% y Países Bajos, el 32%.

En el caso de Rusia, que en los dos primeros meses del año se había aupado al cuarto lugar de destino de las compras de vino de Rioja, la caída es del 9% (en enero estaba estable). La guerra comenzó el 24 de febrero, por lo que es de esperar un desplome en marzo.

Rueda y Ribera del Duero

En cuanto a los principales competidores, Rueda, en este caso con datos de contraetiquetas expedidas por su consejo regulador con fecha ya de marzo, comenzó muy bien los dos primeros meses (enero y febrero), con crecimientos en volumen del 30% respecto al año anterior, pero en marzo vendió menos vino que hace un año y el incremento acumulado se ha reducido al 16%. En cuanto a Ribera del Duero, el crecimiento en contraetiquetas, desde que comenzó el año (tras un muy buen 2021) hasta marzo es del 7,3%.