Las ventas de Rioja se recuperan en parte en febrero pero siguen cayendo el 8,37%

Botellas de vino en una tienda especializada. :: L. R./
Botellas de vino en una tienda especializada. :: L. R.

El envío de 'stocks' a Reino Unido ayuda a recuperar en parte la exportación, pero el mercado nacional sigue con una caída superior a dos dígitos

José Ignacio Gasco
JOSÉ IGNACIO GASCOLogroño

Los desajustes, por diferentes motivos, siguen condicionando la estadística de comercialización de vino de Rioja, que empieza a recuperar terreno en febrero, después del batacazo del primer mes del año, aunque, de momento, sigue en términos claramente negativos respecto al mismo periodo del año anterior.

En este sentido, las bodegas riojanas vendieron entre enero y febrero de este año 41,7 millones de litros de vino, lo que supone un descenso del 8,37% y de 3,8 millones de litros en valores absolutos, según los datos oficiales del Consejo Regulador. Por lo que respecta a las exportaciones, sumaron a finales de febrero 13,9 millones de litros, con una caída respecto a los dos primeros meses del año anterior de apenas el 1,55%. La recuperación de la comercialización exterior se focaliza en Reino Unido, donde el temor a un 'Brexit' duro hizo mover ficha a importantes bodegas que enviaron 'stocks' a sus importadores y, de hecho, las ventas crecen un sorprendente, a priori, 23% (4,5 millones de litros vendidos) en los dos primeros meses del año, aunque, lógicamente, se irán ajustando en los próximos meses por el impacto de los almacenamientos.

En el mercado nacional, las noticias siguen sin ser buenas, ya que, si bien si se aprecia cierta recuperación respecto al primer mes del año, la comercialización de Rioja sigue siendo claramente negativa, con un descenso del 11,45%, mejor evidentemente que el 18,45% que se registró en enero pero lejos todavía de las cifras del 2018 que, por sí mismo, dieron lugar a un mal ejercicio para las bodegas riojanas.

Por tipos de vino, los genéricos (sin crianza) alcanzan los 18,5 millones de litros vendidos, con un descenso del 4,44% en los dos primeros meses del año; les siguen los crianzas, con 17,5 millones de litros y un descenso de 13,71%; a continuación están los reservas, con 4,8 millones de litros y una caída del 27%, mientras que finalmente se sitúan los grandes reservas con 548.604 litros de vino comercializados y un descenso del 6%.

Por colores, son los tintos los que más sufren, con un retroceso del 11% en los dos primeros meses del año (35,3 millones de litros vendidos), mientras que los blancos, con 4 millones de litros comercializados, mejoran el 11% entre enero y febrero. Por último, los rosados se venden también mejor, con 2,4 millones de litros y un crecimiento del 5%.

La buena noticia hay que buscarla en el precio medio del litro exportado que, pese a la mayor producción de la cosecha 2018, sigue mejorando y pasa de 4,69 euros en el 2018 a 4,86 euros, es decir, 17 céntimos más. Al margen de Reino Unido con el crecimiento condicionado a la demanda de stocks, la caída sigue siendo muy fuerte en Alemania, con un descenso preocupante de las ventas del 21,78%, mientras que el tercer destino es Estados Unidos con 1,5 millones de litros de vino y un descenso del 8,38%. China ocupa el séptimo puesto con un descenso de casi el 17%.