«En la vida no es todo éxito, de los fracasos también se aprende»

Carlos Moro en San Vicente. :: L.R./
Carlos Moro en San Vicente. :: L.R.

'Pasión por la tierra, pasión por la empresa' es un repaso a una vida dedicada al negocio y de la experiencia que los años aportan

Inés Martínez
INÉS MARTÍNEZLogroño

Carlos Moro no se planteó nunca escribir libros. No era algo que estuviera en sus planes después de una carrera de ingeniero agrónomo y años dedicados al mundo del campo y al empresarial como viticultor, enólogo y bodeguero. Pero a veces las cosas surgen o alguien, normalmente cercano, hace que surjan. La cosa comenzó con la 'Guía de Quesos de Castilla y León', y ahora, con un estilo reposado y de análisis, lanza (después de otros seis libros) 'Pasión por la tierra, pasión por la empresa', en el que narra lo aprendido con la aventura de crear las Bodegas Familiares Matarromera.

Reconoce que le daba «algo de pudor», pero le animaron a escribir un libro que no habla solo de logros porque «en la vida no todo es éxito, hay decepciones y de ellas también se aprende». «Eso es lo bonito -continúa el autor-, ver cómo se han ido solventando los problemas y contarlo desde un punto de vista más emotivo y pasional. Yo siempre he dicho que no pasa nada, que hay que emprender».

Pero ese mundo empresarial no siempre es bien visto y, de hecho, Moro habla en su libro de cierto «desprestigio» del empresario. «Se habla muy mal a veces de algunos empresarios, pero en su conjunto están absolutamente dedicados a crear empleo, actividad, innovación... eso es lo que quiero resaltar en el libro. Un empresario no es alguien con un sombrero de copa y un puro».

La innovación es otro de los conceptos que tiene un gran protagonismo en el libro, tanto por lo ligada que está Matarromera a la búsqueda de nuevas ideas como por el premio que él mismo recibió, el nacional de Innovación, «algo maravilloso que se ciñe a toda una vida».

Pero para Carlos Moro, si hay algo que tiene importancia y que suma a su experiencia como centro del libro es el trabajo en equipo y la entrega a los demás, que son el nexo de la primera parte de la obra junto con el desarrollo de su carrera profesional bajo el nombre 'Pasión por la tierra' y que él define como «uno es menos que el conjunto».

La segunda va más al grano, sobre cómo a lo largo de su carrera ha ido aplicando los conocimientos que el pasado le ha dado para construir el presente y el futuro, con conceptos que para él son imprescindibles en su vida como «la sostenibilidad, la autenticidad, el esfuerzo, el valor de la comunicación, la honradez o el liderazgo».