Justo rodríguez

Viñedos de Álava, preguntas con respuestas

Alberto Gil
ALBERTO GIL Logroño

Ríos de tinta se han escrito sobre la nueva DOP en trámite 'Viñedos de Álava'. El asunto se ha convertido en un juguete político con posturas extremistas y lo cierto es que tanto ruido mediático es la mejor campaña de márketing para una iniciativa que, a mi juicio, tiene difícil encaje en el concepto de denominación origen.

1

El detonante

Hay que remontarse al año 2015 y a un error del Consejo Regulador, cuando, a petición de la Asociación de Bodegas de Rioja Alavesa (ABRA) y con la mediación del propio Gobierno vasco, el pleno decidió votar en contra de que la indicación de subzona, Rioja Alavesa, pudiera reflejarse en las etiquetas al mismo tamaño que Rioja (hasta entonces era un máximo de 2/3 en la tipografía). El asunto, casi una tontería (uno o dos milímetros en la etiqueta), se rectificó después, pero aquel pleno en que se rechazó la propuesta fue la chispa que encendió la mecha.

2

El primer amago

La petición de Viñedos de Álava nació con el respaldo inicial de 40 bodegas que firmaron la solicitud inicial de DOP tras una asamblea de ABRA. Muchas de ellas se descolgaron tras la aprobación de la diferenciación por zonas, municipios y viñedos singulares por parte de Rioja, una 'paz' (2017) que la propia ABRA firmó. Luego, la propia asociación, reactivó el tema y cuando quiso cambiar su nombre por ABE (Bodegas de Euskadi) sufrió bajas notables entre sus asociados.

3

Las bodegas actuales

De momento son cinco las firmantes, cuatro de la actual directiva de ABRA, pero, por ahora, tampoco son necesarias más para los trámites, así que mejor esperar antes de concluir nada.

4

¿Qué es la protección nacional transitoria?

La tramitación de una DOP lleva su tiempo y más en este caso, ya que Europa no resolverá hasta que se agote el frente judicial, con lo que pasarán varios años. Mientras tanto, el Gobierno vasco ha concedido la protección nacional transitoria, lo que permite poner en marcha la denominación de origen protegida a nivel interno (estatal), con su consejo regulador, y el permiso para comercializar vinos en el ámbito doméstico.

5

¿Para cuándo las primeras botellas?

Sin registros no es posible certificar origen alguno, así que, como mínimo, no habrá botellas de 'Viñedos de Álava' hasta la vendimia 2023.

6

La exclusividad de bodegas

El pliego de condiciones de Rioja ya exige que son necesarias instalaciones separadas para elaborar 'Rioja' y cualquier otro tipo de vino. Es decir, no es cierto que Rioja se haya blindado o se lo haya puesto difícil a las bodegas alavesas exigiendo una doble instalación. Así está regulado desde 1991.

7

La exclusividad de viñedos

Esto sí es novedoso y, seguramente, será la clave del éxito o del fracaso de esta iniciativa. El Consejo Regulador ha pedido al Ministerio modificar el pliego para que con uvas inscritas en Rioja sólo se pueda elaborar vino de Rioja. ABRA pretende una doble inscripción de viñedo y jugar a la 'carta': hoy Rioja, y mañana Viñedos de Álava o ambos a la vez a conveniencia. No es cierto, como dice ABRA, que se pretenda tratar de forma diferente a 'Viñedos de Álava' que a la IGP riojana Valles de Sadacia –su viñedo no está reconocido como Rioja– o que a la superficie inscrita en Cava. Es verdad que algunas hectáreas de Cava, entre ellas las de una bodega alavesa por cierto, tienen doble inscripción por errores en los registros de viñedos, pero no es así para la generalidad de superficie riojana de Cava.

8

¿Motivos políticos?

Sí, los hay. La comarca de Rioja Alavesa ha cambiado. De estar gobernada históricamente por el PP ahora es el PNV el dominante y con EH-Bildu empujando (ya gobierna en un municipio). Bildu apoya la ruptura con Rioja, mientras el PNV es partidario de hacer un Consejo Regulador propio para la zona, Rioja Alavesa, sin ruptura –algo mucho más peligroso por cierto–, pero no va a dejar escapar una opción que dé votos a Bildu en detrimento suyo. Y, cuidado, porque un bodeguero de la zona me lo explicaba muy bien: «Yo soy riojano alavés y no quiero renunciar a un apellido que hicimos nosotros y nuestros abuelos y padres, pero cada vez hay más gente de nuevas generaciones que ya no tiene ese sentimiento comarcal».

9

¿Otros motivos?

También los hay. El principal interés de estas pequeñas bodegas de ABRA, cosecheros hasta ahora, es el mercado vasco. Quieren un vino vasco, etiquetado como vasco ('Arabako Mahastiak') y, cómo son escasas producciones, hay mercado. Más complicada es la exportación y por eso las bodegas con más trayectoria comercial no están ahí. Los bajos precios de la uva y el vino de Rioja –con botellas incluso de reserva por debajo de tres euros– animan a estos productores a desmarcarse. Algo lícito, pero tampoco quieren renunciar a la 'doble baraja' para tener el colchón de Rioja por si acaso.

10

La DOP, ¿tiene fundamentos por hecho diferenciales y objetivos?

Personalmente al menos, creo que no. El propio nombre, 'Viñedos de Álava', no sólo no restringe un territorio por características diferenciales de suelo, clima y tradición, sino que lo amplía a toda la provincia. Es vino vasco, como lo es el txakolí, que se produce en Vizcaya, Guipúzcoa y Álava. Además de ser bueno en la actualidad (el txakolí hace unas décadas era 'infumable'), el Gobierno ha inyectado cantidad de dinero en su promoción y esto es un atractivo para los promotores de 'Viñedos de Álava', que también aspiran a esa promoción como producto vasco. En todo caso, la última palabra la tiene Europa.

11

El territorio propuesto

Es exactamente el mismo de la zona Rioja Alavesa reconocida por Rioja, que por cierto puede diferenciarse en las etiquetas (subzona) desde 1998. Lo que se conoce del pliego de condiciones de 'Viñedos de Álava' apenas tiene diferencias sobre el actual de Rioja, más allá de que pretende excluir a las bodegas compradoras de uva cuando la nueva DOP debería estar para garantizar el origen de las mismas y promocionar sus vinos. Es decir, por un lado se defiende el derecho a la libertad de empresa y por otro se limita. Difícil se me hace pensar que Europa vaya a aprobar una segmentación para «más de lo mismo». Y esa responsabilidad es del Gobierno Vasco, por mucho que diga que hace lo que tiene que hacer y, sobre todo, por el secretismo con el que ha actuado: si no hay fundamento técnico, no hay DOP.

12

La 'auténtica' zona diferencial.

Sí existe una comarca histórica, con características propias de suelos, clima y tradición en la zona, pero es alavesa y riojana y se llama la Sonsierra. En la margen izquierda del Ebro, el viticultor de Briñas, San Vicente o Ábalos (La Rioja) tiene viñas en sus pueblos y en los alaveses colindantes y lo mismo sucede con el de Labastida o Samaniego... Partir todavía más la Sonsierra es marcar fronteras administrativas, políticas, que en nada obedecen al 'terroir'. Como amante de los vinos, para mí toda esa unidad (Rioja Alavesa y los tres municipios de La Rioja Alta, más algún otro de la margen derecha del Ebro que comparte suelos, tipología de viñedos y tradición) es la Sonsierra. Ahora mismo hay un momento muy chulo en Rioja, con gente joven que está haciendo mejores vinos que nunca e interpretando los viñedos alaveses y riojanos que cruzan a diario sin recelo alguno. Muchos están en la Sonsierra y es una pena este desgaste y que no se aproveche esta efervescencia de talento para promocionar Rioja. Ahora bien, esto también es aplicable a quienes gobiernan el Consejo Regulador, en cuyas decisiones importa el volumen y poco el prestigio o la calidad de los vinos. Cava, y la escisión de Corpinat, fue un claro aviso, pero hasta ahora se ha optado por mirar hacia otro lado.