«El del vino es un sector con inquietudes y cambios constantes»

Eduardo Solar, en el centro, junto a Alberto Solar y Javier Echeverría. /Justo Rodriguez
Eduardo Solar, en el centro, junto a Alberto Solar y Javier Echeverría. / Justo Rodriguez

Solar asegura que la transformación digital no es un proceso ajeno a las bodegas

IÑAKI GARCÍALogroño

Emesa colabora un año más con Imaginext. Tal y como señala Eduardo Solar, su director general, su vínculo con el sector vitivinícola es «muy estrecho».

- Emesa y el mundo del vino siempre han ido de la mano, ¿es ese vínculo cada vez más fuerte?

-El vínculo de Emesa Soluciones Informáticas con el sector vitivinícola es muy estrecho. El sector vitivinícola es uno de los motores fundamentales de actividad de nuestra región y como tal, desde nuestra compañía intentamos apoyarlo en todo lo necesario. En estos últimos años hemos ido añadiendo soluciones a nuestro porfolio que satisfagan todas las necesidades tecnológicas de las bodegas, desde un ERP (Software de Gestión Empresarial) específico para el sector, como es Solmicro Bodegas, hasta toda la infraestructura tecnológica que necesita una bodega, de la mano de nuestros socios HP Inc y Hewlett-Packard Enterprise. Como ejemplo de nuestro vínculo y relación con el sector, sirven estas dos semanas en las que venimos de estar presentes como expositores en la Feria Enomaq 2019 y en esta, apoyando una vez más celebración de este innovador Foro de reflexión de la Tecnología aplicada al mundo del Vino que es Imaginext.

- ¿Cuáles son las tendencias tecnológicas actuales en el sector del vino?

-La transformación digital que vivimos no es ajena al mundo de las bodegas, ya que es un sector con inquietudes e inmerso en cambios constantes. Desde Emesa Soluciones Informáticas y Emesa Software acercamos todas estas soluciones tecnológicas de la industria 4.0 al mundo de la bodega, como son el IOT (Internet de las cosas) y toda la conectividad de la maquinaria propia de las bodegas para su análisis posterior. Como novedad este año hemos lanzado PortalWine, que permite la conexión y comunicación en tiempo real con las Administraciones. PortalWine es un portal web donde la bodega introduce una vez las actividades requeridas por las Administraciones Públicas y se comunica de forma inteligente con las diferentes entidades (Hacienda, Agricultura, Agencia de Información y control Alimentario, etc...) con los formatos correspondientes, alimentando a su vez la trazabilidad exigible desde las inspecciones. PortalWine es un proyecto muy ambicioso en el que hemos contado con el apoyo del Gobierno de La Rioja, a través de su Agencia de Desarrollo Económico y de un grupo de trabajo formado por especialistas del sector y de varias bodegas.

- En las últimas ediciones de Imaginext, hemos hablado de su ERP para Bodegas Solmicro de Zucchetti, ¿han avanzado en el desarrollo de esta herramienta?

-Desde el año pasado ha habido cambios importantes. El primero es la creación del centro de desarrollo específico que nuestro socio Zucchetti ha abierto en Logroño. Se trata de una apuesta decidida por posicionar la herramienta Solmicro Bodegas como solución ERP líder en el sector. Otra novedad muy importante es el nacimiento de Solmicro Start, una potente herramienta de fácil acceso para bodegas pequeñas y medianas de hasta cinco puestos de trabajo. De esta forma conseguimos democratizar la tecnología y el acceso a la misma.

- ¿Qué ventajas aporta a las bodegas el uso de ese tipo de herramientas?

- El sector necesita de herramientas tecnológicas para su día a día. Su relación con las administraciones es diaria y sin la ayuda de herramientas como Solmicro Bodegas se requeriría mucho más tiempo para cumplir con las obligaciones. Estas herramientas tecnológicas aportan fiabilidad en el dato, ahorro de tiempos y permiten una explotación de la información de forma ágil.

- En un sector aparentemente tradicional como el del vino, ¿Cree que las bodegas son cada vez más conscientes de esos beneficios que les aporta abrirse a las novedades tecnológicas?

-Se trata de un sector cada día más implicado en implantar la última en tecnología en sus procesos. Para ello invierten y son muy conscientes de los innumerables beneficios que la tecnología aporta. En el mundo del vino siguen teniendo un enorme peso las tradiciones. Muchas de ellas han pasado por diferentes manos, con estrategias de venta que han funcionado, pero el consumidor del vino ha cambiado, y el turista y enoturista también. La búsqueda del aumento de la rentabilidad pasa necesariamente por pensar en clave de futuro, y las bodegas de futuro son digitales, conectadas e 'inteligentes'.

-¿Seguirá evolucionando este sector en el futuro, tecnológicamente hablando?

-Seguirá evolucionando seguro. Las relaciones con el cliente y con las Administraciones son un escenario muy dinámico y vivo que va cambiando, y en ocasiones lo hacen a velocidad de vértigo. Ante esta situación o evolucionas y te transformas, o te quedas fuera. La tecnología representa para las bodegas más una necesidad que una ayuda, y está para mejorar tiempos, dar más y mejor información, y ahorrar en definitiva tiempo, trabajo y dinero al empresario y, por lo tanto, al cliente final. En Emesa Soluciones Informáticas estamos del lado de la tecnología y pensamos que nuestro 'expertise' y compromiso con el cliente son la base para conseguir que la bodega del presente se encuentre alineada con los objetivos de la bodega del futuro.