El vino desde todos los sentidos

Un visitante en silla de ruedas sostiene un bloque de corcho en uno de los espacios del museo/V.L.
Un visitante en silla de ruedas sostiene un bloque de corcho en uno de los espacios del museo / V.L.

El espacio Villa-Lucía inaugura el primer museo inclusivo y accesible en español

Sergio Martínez
SERGIO MARTÍNEZLogroño

El potencial y crecimiento del enoturismo no puede dejar a nadie atrás. Cualquier visitante debe tener la oportunidad de disfrutar de la experiencia vinícola sean cuales sean sus capacidades. Con esta filosofía nace 'Villa-Lucía con los 5 sentidos', el primer museo del vino en español completamente accesible e inclusivo, situado en el espacio gastronómico de Laguardia, que ha contado con el asesoramiento de personas con discapacidad y entidades de este ámbito.

El museo se presenta por parte de Villa-Lucía como «una experiencia sensorial para todo el mundo», y es que los cinco sentidos entran en juego en cada una de las diferentes áreas de este nuevo espacio. A través de ellas los visitantes podrán conocer el proceso de elaboración del vino al completo desde los primeros trabajos en la viña hasta el embotellado, así como aprender de la tradición vinícola de Rioja.

Entre las diferentes actuaciones realizadas para convertir el museo en un espacio plenamente accesible se encuentra la creación es estaciones táctiles, con elementos como sarmientos, pesos, botellas o corchos; juegos sensoriales en los que trabajar el olfato, el gusto y el tacto; paneles y catálogos en braille; guías en el suelo para indicar el itinerario; pictogramas para facilitar la comprensión de los distintos elementos de la exposición; y la eliminación de las barreras arquitectónicas, ofreciendo además un servicio de préstamo de sillas de ruedas.

En el museo habrá paneles en braille, pictogramas, estaciones táctiles y guías en el suelo

Las visitas guiadas se ofertarán en lengua de signos así como en unas guías con subtítulos

Otro factor fundamental en 'Villa-Lucía con los 5 sentidos' será la oferta de visitas guiadas en lengua de signos así como unas signo-guías con subtítulos, descargables en el propio museo a través de códigos QR, que ofrecerán también información variada a lo largo de todo el recorrido. Además, todos los espacios de Villa-Lucía serán accesibles y, entre otros aspectos, la carta del restaurante estará disponible en braille y en versión locutada.

El proyecto ofrece una nueva oportunidad de disfrutar del vino desde otras perspectivas. Una necesidad que debe ser tenida en cuenta por otras ofertas enoturísticas para seguir eliminando barreras.

Un cortometraje en cuatro dimensiones y adaptado

El espacio gastronómico Villa-Lucía ha programado dentro de su nuevo proyecto de visitas a su museo del vino, la proyección de un cortometraje que supone la primera experiencia sensorial del mundo en cuatro dimensiones totalmente inclusiva. 'En tierra de sueños' es una proyección de 23 minutos en la cual se emplean técnicas de domótica, grabación aérea de imágenes en tres dimensiones y cámaras de captura de movimiento, ligadas a un montaje que combina filmaciones reales con animación por ordenador.

El cortometraje forma parte íntegra de la visita a 'Villa-Lucía con los 5 sentidos', por lo que mantiene ese intento por hacer accesible a todas las personas la proyección del mismo de diversas maneras. Los visitantes que lo requieran contarán con un intérprete en lengua de signos, subtítulos en la proyección, bucles de inducción para audífonos y descripciones por sonido para personas con discapacidad visual.

Esta experiencia puede disfrutarse en castellano, pero la visualización también se ha adaptado al euskera, inglés, alemán, francés y ruso, suponiendo un importante reclamo para turistas de otras nacionalidades. 'En tierra de sueños', que ya ha sido premiada en varios certámenes cinematográficos, supone el final del viaje que el museo propone por el mundo del vino.

Más