López de Haro renueva su colección con tres grandes reservas

LA RIOJA LOGROÑO.

Desde que en 2001 Hacienda López de Haro lanzó su primer vino, la familia Arambarri, fundadora de la firma, guarda pequeñas partidas de vinos de añadas especiales para la guarda. Estas joyas descansan en los botelleros de San Vicente de la Sonsierra hasta su plenitud. López de Haro lanza ahora una nueva colección de grandes reservas, con la novedad del primer gran reserva rosado de la bodega, Classica Gran Reserva Rosado 2009, y con las dos nuevas añadas de Classica Blanco 2013 y Classica Tinto 2004.

Classica Hacienda López de Haro Gran Reserva Rosado 2009 se convierte en uno de los vinos más especiales de la bodega, su primer rosado envejecido, una categoría poco común en los vinos españoles. Se elabora con Garnacha y Viura de viñedos viejos ubicados en el Alto Najerilla, a las faldas de las Sierra de la Demanda. Se cría durante cuatro años en barricas bordelesas, la gran mayoría nuevas, aunque también algunas de segundo uso. Es un vino sutil, que exhibe su poderío desde la elegancia. (PVP 47 €)

Classica Hacienda López de Haro Blanco 2013 es un vino elaborado con Viura, Malvasía y Garnacha Blanca que provienen de viñedos con una media de edad de 65 años situados en la Sonsierra y el Alto Najerilla. Pasó 36 meses en barricas nuevas y usadas de roble francés y de Europa del Este y después se ha redondeado en botella durante más de 3 años. El resultado es un Gran Reserva lleno de carácter y elegancia. (PVP 47 €)

Classica Hacienda López de Haro Gran Reserva Tinto 2004 viene precedido por su excelente puntuación en los Decanter World Wine Awards, donde fue elegido en cata a ciegas como el mejor tinto español con 98 puntos. Es un ensamblaje de Tempranillo de la Sonsierra y Garnacha del Alto Najerilla procedentes de viñedos viejos. En el caso del Tempranillo, tienen una edad media de 70 años y más de 90 cuentan las cepas de Garnacha que proviene de Cárdenas. Este tinto pasó 42 meses criándose en barricas nuevas y usadas de roble francés para posteriormente ensamblarse y terminar su afinamiento con una larga estancia en botellas. Es un vino que destaca por la complejidad y finura que solo se consiguen con el paso del tiempo. (PVP 47 €)