sanda sáiz

«Viña Grajera» estrena etiquetas, con una imagen más moderna y dinámica

Las nuevas etiquetas cuentan la historia del vino que hay en cada botella

LA RIOJA

El vino institucional del Gobierno de La Rioja, «Viña Grajera», ha estrenado nuevas etiquetas, con una imagen «más moderna y dinámica», que incluye la figura de una cepa, que es diferente en cada categoría establecida según la edad del vino; y representa el paso del Camino de Santiago por la bodega en la que se elabora este vino.

La bodega institucional de La Grajera del Ejecutivo riojano ha sido este martes el escenario donde la presidenta del Gobierno, Concha Andreu, ha presentado el balance de su gestión durante 2020 y ha adelantado algunas de sus previsiones para 2021.

Tras este encuentro informativo y dirigida a los periodistas que han asistido al mismo, Andreu, enóloga de profesión, ha dirigido una cata con vinos de «Viña Grajera».

Fuentes del Gobierno regional han explicado a Efe que estas nuevas etiquetas, diseñadas por el equipo de la Oficina de Andreu, suponen un cambio para lograr una imagen «más moderna, más alegre y más dinámica», al mismo tiempo que «cuentan una historia» sobre el contenido de las botellas.

Se ha destinado un color diferente a cada categoría de vino «Viña Grajera», integrado en la Denominación de Origen Calificada (DOCa) Rioja; y se ha intentado que el contenido de la etiqueta sea más participativo en cuanto a la difusión de la cultura del vino de Rioja.

La etiqueta incluye una cepa diferente sobre el fondo del color que corresponde a cada categoría de vino y, debajo, separada por una espacio que representa el Camino de Santiago, se lee una leyenda que define las características de ese vino.

A ello, se une que la cápsula de la botella refleja un conjunto de cepas, también en el mismo color que la etiqueta correspondiente.

Así, se ha destinado el color burdeos al crianza 2016; el azul oscuro al reserva 2015 elaborado con maturana; el azul cielo al ecológico; el marrón café al reserva 2015 con tempranillo; el verde al blanco 2019 con tempranilllo y el beig al reserva blanco con tempranillo.

Esta bodega, que inició su andadura en 2011 y que ahora dirige Javier Ugarte, aúna las funciones productiva, divulgativa e institucional, todo ello en un edificio polivalente, situado junto al pantano de La Grajera, en cuyo entorno se integra y donde dispone de viñedos y olivos propios.

Cuenta con una capacidad para 250 barricas y elabora el vino institucional del Gobierno de La Rioja, aunque también está diseñada para efectuar vinificaciones de bodega comercial, con el fin de participar en investigaciones y ensayos vitivinícolas vinculados a la I+D.