Pablo Franco. / JUAN MARÍN

Pablo Franco | Director técnico del Consejo «Hemos vivido un ciclo de emociones, pero agosto y las lluvias han sido claves»

La cosecha satisface al jefe de los servicios técnicos, pese a la heterogeneidad, que ha sido una de las notas dominantes

Alberto Gil
ALBERTO GIL Logroño

Pablo Franco, director técnico del Consejo Regulador, resume así la cosecha 2022: «Sanidad extraordinaria, vigor medio, cosecha moderada... Son buenos indicadores y más cuando Rioja destaca por su arte de ensamblar vinos, no solo criados, sino para ajustar la acidez y el color, por lo que creo que la gente estará contenta, y más con las situaciones complicadas que hemos vivido este verano».

En este sentido, Franco apunta que «será una añada de diversidad enorme, con diferencias entre zonas de secano y de regadío, y también entre la zona Oriental y la Alta y la Alavesa, lo que una vez más demuestra que esa es un de las principales singularidades de nuestra tierra».

El director técnico del Consejo señala que el mes de agosto, con la vendimia iniciada el día 10 –la fecha más temprana hasta hoy–, ha sido fundamental en el desarrollo final de la campaña: «Había mucha tensión por falta de agua pero agosto, climáticamente, ha sido un mes húmedo y clave para el resultado final». «Si bien para la parte más Oriental se aceleró mucho la maduración por los calores de julio –continúa–, en Rioja Alta y Alavesa las precipitaciones de agosto han sido extraordinarias para la correcta maduración de la uva y poder llegar a una situación de madurez alcohólica y fenólica muy buena».

Franco recuerda que la vendimia no ha estado exenta de nervios, pero insiste en que el resultado será positivo: «Hemos vivido todo un ciclo de emociones, con tensión, nervios, un 'sube y baja' por las altas temperaturas, con repetidas olas de calor y la sequía hasta agosto, pero al final creo que podemos estar satisfechos».